03 noviembre 2013

Pacharán para la sobremesa.

Una copita de pacharán bien elaborado después de una comida es un buen ayudante para la digestión. Tenemos en cuenta que en su origen, sobre todo en el medioevo, se le consideraba un licor medicinal, al igual que a las endrinas, para paliar las dolencias estomacales. Doña Blanca de Navarra durante su estancia en el monasterio de Santa María de Nieva tomaba una copita diaria de este licor. El fin de su primera elaboración era con fines medicinales naturales. Animar las sobremesas era su segunda función, ya que no olvidemos que uno de sus ingredientes principales es el aguardiente o anís (con gran contenido de alcohol).
 

Una receta de pacharán casero:
• ¾ litro de anís (mitad anís dulce y mitad anís seco “aguardiente”).
• ¼ de litro de endrinas.
• 5 granos de café.
• 1 ramita de canela en rama.
• 4 cabezas de manzanilla.
• Envasar en botella de cristal.