13 marzo 2013

El flash de reportaje.

Para realizar fotografía necesitamos de la luz como ingrediente principal. La luz del sol es una de las fuentes que usaremos en muchas de nuestras sesiones de fotografía. Por muchas circunstancias unas veces y por creatividad otras, necesitamos de otras fuentes de luz para iluminar de forma controlada los escenarios de nuestras fotografías.
  Con los flashes de reportaje, los que comúnmente colocamos encima de nuestras cámaras, técnica strobist para otros, podemos realizar fotografía de alta calidad. Conseguir esto está en manos de la técnica del fotógrafo y su conocimiento del comportamiento de la luz y de los dispositivos que la generan.
 

Un gran referente en esta técnica es David Hobby con su “strobist”. Rafa Barberá es otra personalidad en este dominio de fuentes de luz de flash para fotografía. En el Centro de Tecnologías avanzadas de Zaragoza también se imparte un curso de gran interés sobre flas de reportaje por Miquel González (concepte-visual). De este último pude dar testimonio ya que he tenido el privilegio de ser unos de sus afortunados alumnos. Se trata de conseguir controlar la luz emitida por el flash, por una o varias unidades. Siempre procuraremos colocar este emisor de luz fuera de la cámara y con disparadores electrónicos controlarlo desde la misma. Un sinfín de accesorios nos ayudarán a recrear diferentes comportamientos de la luz al incidir sobre la escena de nuestra fotografía: ventanas, paraguas, difusores, filtros de colores… etc.


Acompañan a este pequeño artículo fotografías de las sesiones realizadas durante el curso impartido en el CTA por Miquel González, gran profesional de la fotografía y gestión de color.
 



Y además sin las modelos es Andrea Bianca y Nicoleta Serghei, y sin mis compañeros de curso Esther Casas, Patricia Bara y Miguel Ángel Blasco todo esto no hubiera sido posible.