01 enero 2013

Año nuevo: feliz e inocente

El año nuevo ha nacido inocente y con una sonrisa para todos.... no dejemos que desmanotadas y frías manos nos lo rompan. Luchemos por nuestros derechos adquiridos ahora más que nunca.... pero no os dais cuenta que bonito es el año nuevo?


En estos días tras la euforia del frenesí de las fiestas, pese a la “crisis” nos toca hacer balance del año viejo que acabamos de enterrar en la historia. Hagámoslo rápido sin mucho detenimiento. Es posible que incluso veas que no ha sido tan malo, siempre se puede ver la botella medio llena. Rápidamente hemos de fijarnos en el recién nacido y ponernos en guardia para que, como animales recién paridos, sequemos los dientes y defendamos esta gracia que nos brinda la vida. Sabemos que estamos rodeados de buitres de altos vuelos, de grandes alforjas, de embaucadores mentirosos e inexpertos dirigentes que anidan en casi inexpugnables roquedales. El pueblo es inteligente y puede romper muros establecidos en su transcurrir histórico, pero para ello ha de luchar e incluso perder en el camino efectivos (Ya ha ocurrido otras veces y por ello se han conseguido avances en el bienestar) Hemos de tener en cuenta que nuestras mejores armas son la unión y solidaridad. (Yo he visto a un rebaño de vacas encerrar en un círculo a sus becerros y defenderlos con sus propias armas de mastines salvajes, sedientos de sangre, de más riqueza y poder) Estemos atentos para defender la nueva vida, que no es ni más ni menos la continuidad natural de la otra que hemos perdido hace unas pocas campanadas. Te aseguro que merecerá la pena…. y nuestros hijos así nos lo reconocerán.