07 febrero 2013

El tranvía. Zaragoza, I

En 1807 aparece el tranvía tirado por caballos, conocido como “tranvía de sangre”, en Gales (Reino Unido). La revolución industrial hizo que este medio de transporte se extendiera pronto por Europa y saltara al otro lado del océano Atlántico llegando a New York y Buenos Aires.
 La llegada de la electricidad impulsa notablemente este medio de transporte sustituyendo su modo de movilidad.
 
A España llega a finales del siglo XIX y son Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla y Bilbao las primeras ciudades que lo implantan en su red de transporte urbano y público. El 17 de octubre de 1985 hace su la aparición el primer tranvía de tracción animal en Zaragoza, hecho que tuvo lugar en coincidencia con la II Exposición Aragonesa de productos de la agricultura, de la industria y de las artes. En 1902 se procederá a la electrificación de la línea de Torrero y se inicia un proceso de expansión de la red que, en forma radial, convergía en lo que actualmente es la plaza de España.
 
“En los años sesenta, se inicia una época de fuerte crecimiento de la ciudad en la que los intereses económicos y empresariales son el centro de todas las decisiones. Se impulsa el crecimiento del parque automovilístico y los tranvías comienzan a ser sustituidos por líneas de autobuses paulatinamente hasta que el 23 de enero de 1976 el tranvía de Zaragoza realiza su último viaje tras el cierre de la línea Parque-San José.”

Ref.:
tranviasdezaragoza.es
enciclopedia-aragonesa.com