13 enero 2012

¡Qué calvario!

¡Qué calvario!, ¡qué cruz!, cuesta arriba, ¡Señor llévame pronto!... con la que tenemos encima no se bien como titular esta entrada.
Recortes por doquier, paralización de proyectos y obras privadas y públicas, suspenden oposiciones saltándose a la torera la ley vigente, suben el IRPF....

Los “listos” que nos gobiernan con tal de estar bien apoltronados y con el riñón bien cubierto... "Donde dije digo, digo Diego" Que nos llevan por el camino equivocado, que si. Si no hay capacidad para consumir, por que lo poco ya ganas te lo merman, no habrá capacidad para producir. Si la empresa privada no genera empleo o mal lo genera, y las entidades y organizaciones gubernamentales no son capaces, por la falta de creatividad de sus dirigentes, de crear empleo público... mal vamos, pero que mal.
Y los sindicatos, que se supone tienen que estar en vela por los derechos de los pocos currantes y lo muchos no currantes..... dónde están? El clamor de las masas se tiene que oírse ya por todas partes para enderezar el rumbo del barco que naufraga. ¡Qué calvario!


La fotografía es una vista parcial del monte de las Magdalenas hacia la Cruz del Siglo, en el Burgo de Osma, Soria. Lugar para no dejar de visitar.