26 septiembre 2012

Capilla del Santo Cristo de la Catedral de la Seo de Zaragoza. Baldaquino.

Baldaquino: “Mesa de altar cubierta por dosel sobre columnas, derivado del de San Pedro del Vaticano en Roma, de J. L. Bernini (1623-35), que se puso de moda en Aragón durante el Barroco y comienzos del Neoclasicismos, con prolongaciones en el siglo XIX en forma de templetes. Dispersos por la geografía aragonesa, los baldaquinos supieron conservar la esencia del arte berninesco, si bien sufrieron la lógica evolución en su largo siglo de existencia (h. 1675-1780). De común tuvieron su ligereza, dinamismo y afán por lo decorativo. En Aragón hay baldaquinos propiamente barrocos, rococós y neoclásicos. En todos existe una adecuada simbiosis entre lo arquitectónico y lo decorativo, resultando igualmente importante la labor del cantero (soportes) y la del escultor (dosel de madera con su adorno en talla).”

Capilla del Santo Cristo de la Seo.
"La capilla del Santo Cristo de la Seo de Zaragoza está ubicada en el lado sur del trascoro. Posee seis columnas salomónicas de mármol negro de Calatorao, una cúpula oval bien decorada y la imagen del Cristo resucitado junto a seis ángeles que llevan instrumentos alusivos a la Pasión. Fue construida al mismo tiempo que las otras capillas del trascoro, pero entre 1634 y 1639 se modificó para alojar el sepulcro del canónigo penitenciario Martín de Fuentes, también obispo de Albarracín. Su sepulcro le muestra en actitud de oración. Este baldaquino resguarda un Calvario con el Cristo muerto, la Mater Dolorsa y el apóstol San Juan. Las imágenes fueron talladas en madera por Arnau de Bruselas en el siglo XVI y policromadas por Juan Ramírez (1560), de acuerdo a los proyectos de Jerónimo Cósida."

Ref. .Enciclopiedia aragonesa; Wilipedia.