14 octubre 2011

13 de octubre. Ofrenda de frutos.

“Las casas regionales afincadas en la capital aragonesa son las protagonistas de una ofrenda en que se entregan a la Virgen del Pilar frutos procedentes de los más lejanos rincones de España”.

El rito de ofrecer parte de los frutos destinados al sustento directo del hombre a una divinidad, se repinte en la historia y entre las diferentes razas que pueblan la Tierra.
En agradecimiento por las buenas cosechas o bien para tener contentos a los dioses, el hombre temeroso de Dios así lo realizaba. Hoy en ciertas comunidades sumidas en subdesarrollo, del mismo modo se repite; en la civilización que ha superado el temor a Dios, y liberada del yugo de la iglesia medieval, estos ritos son consecuencia de una fiesta pagana con tintes de religiosidad.

Este ramillete de limones es de la huerta murciana. Me los prestó mi amigo Antonio Pérez para poder hacer esta fotografía.