19 junio 2011

La cebolla.

Allium cepa, o cebolla, es una planta herbácea bienal de la familia de las amarilidáceas.
La cebolla presenta un sistema radicular formado por numerosas raicillas fasciculadas, de color blanquecino, poco profundas, que salen a partir de un tallo a modo de disco, o "disco caulinar". Este disco caulinar presenta numerosos nudos y entrenudos (muy cortos), y a partir de éste salen las hojas. Las hojas tienen dos partes claramente diferenciadas: una basal, formada por las "vainas foliares" engrosadas como consecuencia de la acumulación de sustancias de reserva, y otra terminal, formada por el "filodio", que es la parte verde y fotosintéticamente activa de la planta. Las vainas foliares engrosadas forman las "túnicas" del bulbo, siendo las más exteriores de naturaleza apergaminada y con una función protectora, dando al bulbo el color característico de la variedad. Los filodios presentan los márgenes foliares soldados, dando una apariencia de hoja hueca. Las hojas se disponen de manera alterna. La bulbificación tiene lugar como consecuencia de un aumento del fotoperiodo (periodo de iluminación diurna) acompañado de un ascenso de las temperaturas, ya que la cebolla es una planta de día largo. El segundo año, al producirse unas condiciones ambientales favorables, tiene lugar la fase reproductiva. Esto se traduce en la emisión de un tallo o escapo floral que alcanza en torno a 1 metro de altura, hueco en su interior y abombado en su parte basal. Este escapo culmina en un "capuchón" formado por tres brácteas que, en el momento de la floración, se abren dejando al descubierto la inflorescencia.


La cebolla es un alimento que debe ser incluido definitivamente en nuestra alimentación. Posee una potente acción contra el reumatismo. Esta disuelve el ácido úrico, lucha contra las infecciones gracias a sus sales de sosa y su potasa, que alcalinizan la sangre. La cebolla — sobre todo la roja — ayuda a prevenir la osteoporosis. La misma abundancia de quercitina protege al sistema cardiovascular. Limitación de las infiltraciones de líquido seroso en los órganos, lo que corre peligro de provocar edemas. Eficacia demostrada sobre el sistema urinario y sobre la próstata, el mejor tránsito, la limitación de las infecciones.
Además contiene: Fósforo, "facilitando" el trabajo intelectual. Silicio, el cual mejora la elasticidad para las arterias y compuestos que favorecen la fijación del calcio en los huesos. Sin contar las vitaminas A, B, C, más los beneficios en azufre, hierro, yodo, el potasio, y dosis moderadas de sodio.


Dícese de una conversación* de Don Quijote, Sancho Panza por una cebolla.
Sancho Panza se estaba comiendo una cebolla grande y esponjosa.
Sancho a lágrima viva pero con una sonrisa pues su panza se estaba llenando. Después de seguir por los caminos de La Macha a su caballero andante.
- Don Quijote siempre distraído y con hambre. Le pregunta por tan disímil estado. Con lágrimas en los ojos y sonrisa en la boca.
Mientras le persuade a que le de un pedazo para calmar el hambre.
- Sancho le contesta. Mi señor: Don Quijote, más vale uno lleno que dos con hambre. Momento en el que engulle el último pedazo de cebolla.
Don Quijote, ya resignado, piensa que la vida se parece a comer cebolla. De vez en cuando hay lágrimas en los ojos y panza llena.


Ref.
(*)Encontrado en la red. Rogelio Coto Alfaro)
Wikipedia.