02 junio 2011

El valle de Núria, en el Ripollès.

“Un mundo de sensaciones desde el primer momento. La estación de montaña de Vall de Núria, de una riqueza natural y paisajística única, está situada en el Pirineo Oriental, en el término municipal de Queralbs, dominando uno de los puntos más elevados del valle de Ribes, rodeada por cumbres de casi 3.000 metros y emplazada en un lugar donde nacen multitud de fuentes y torrentes.”


Desde el tren cremallera, medio de transporte para subir al santuario, se puede disfrutar de un paisaje espectacular de alta montaña con un transporte singular. El recorrido es de 12,5 Km. y superan más de 1.000 metros de desnivel.


El santuario de la Virgen de Núria. “Núria es un lugar de peregrinaje concurrido. A casi dos mil metros de altura, ofrece no solo un cobijo natural entre grandes cumbres, sino también el cobijo espiritual de un santuario mariano de raíces y tradiciones antiguas.”


“A lo largo de la historia, muchas parejas que no sabían por qué no conseguían tener hijos se han dirigido hasta aquí para pedirlos; con una plegaria ante la cruz, poniendo la cabeza en la olla y tocando al mismo tiempo la campana, han obtenido el don de la fertilidad. No hay una explicación lógica, aun así el hecho es real y se repite asiduamente. A menudo suben parejas a Núria a dar gracias a la Virgen María por el hijo que han tenido después de haber puesto la cabeza en la olla.
El origen lejano lo encontramos, según el folklorista Joan Amades, en un megalito o un menhir que antiguamente había en el valle. Las creencias paganas afirmaban que las mujeres que se frotaban el cuerpo en él tenían asegurada la fertilidad. Desde los inicios hasta nuestros días la simbología de la fertilidad ha estado siempre presente en Núria.”

Ref. valldenuria.cat