22 enero 2011

Señales de humo

Si en estos momentos nos dijeran que tenemos que volver a la comunicación entre los hombres por el humo, uuff! Esto me olería a chamusquina. Que dices hombre!, si hoy ya nacen los niños con un teléfono móvil pegado a la oreja y los padres preguntan que si ha sido con teclado o táctil. Esto es una barbaridad? Si. De necesidad a vicio, a mucho vicio. Esto es una realidad? También.

Si nos vamos a la historia. Las señales de humo producidas por hogueras, se utilizaban para la comunicación entre puntos o enclaves situados en grandes áreas o espacios despoblados. Quien conozca Soria, de las tierras del Burgo de Osma hasta el castillo de Gormaz, por ejemplo, sabrá que hay una red de atalayas desde las cuales la comunicación se realizaba por este medio (humo de día y resplandor de las llamas por la noche). Estas señales podían comunicar mensajes complejos y codificados.
Ya se que te ha venido a la memoria una de indios. Las películas del oeste (Far West) son famosas por utilizar entre los indios las señales de humo.
Y para terminar, tengo que citar la utilización del humo en lo que conocemos como "la fumata blanca y la fumata negra”. El humo que sale de la chimenea de la capilla Sixtina al terminar una ronda de votación del Conclave para la elección de un nuevo Papa, indica a los fieles si ha habido éxito o no. “Habemus Papam” lo indica la fumata de humo blanco. Momentos después el nuevo pontífice aparecerá en el balcón de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.
No entiendo que me está queriendo decir mi vecino. Es que habla muy deprisa, bueno, que su chimenea echa mucho humo. Será algo bueno. Es uno blanco.