08 enero 2011

El misterio de las dos puertas.

Callejeando por un pueblo cercano encontré estas dos puertas tan parejas y tan distintas. La vida es yin y yang:(1) luz/oscuridad, sonido/silencio, calor/frío, movimiento/quietud, vida/muerte, mente/cuerpo, masculino/femenino.... pobreza y opulencia.
¿Porqué el vecino del 45 tiene la puerta más grande? Todo un misterio por resolver. Si te pido elegir una para entrar. ¿Cuál de las dos elegir? No es fácil tomar una decisión estando ambas cerradas, cerradas al misterio que nos guardan tras la línea de su umbral. Escoger la puerta grande, pensando en la riqueza de su portal, en el corcel al abrigo de su cuadra, en sus perfumadas alcobas y su despensa rebosante de manjares, es lo más fácil. No está nada claro, que la apariencia no me engañe, que tras la puerta pequeña me vaya a encontrar un portal sin aperos, una cuadra con asno desvalido, una alcoba fría y despensa vacía. Si elijo la puerta grande quizás tendré mi vida resuelta, pero posiblemente no pase del portal o del primer peldaño de la escalera. Si tomo la decisión de traspasar la estrecha, ante la austeridad de su portal recorreré todas sus estancias en búsqueda de la riqueza de una vida de esfuerzo diario y personal. El camino fácil no siempre es el más seguro, ni el más enriquecedor para una experiencia de vida auténtica. Es le misterio de las dos puertas. Elige tu puerta.

-----
1.- “El yin y yang es un concepto fundamentado en la dualidad de todo lo existente en el universo según la filosofía oriental, en la que surge. Describe las dos fuerzas fundamentales aparentemente opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.”