28 noviembre 2010

La energía.

(Del lat. energīa, y este del gr. ενεργεια). Eficacia, poder, virtud para obrar. Capacidad para realizar un trabajo. Se mide en julios. (Símb. E).

Antes que nada he pulsado el botón de mi computadora que conectada a la red eléctrica (energía) y sumando, entre otras cosas, el percutir (energía) de mis dedos sobre el teclado me está permitiendo comunicarme con vosotros. La energía es parte de nuestra existencia desde nuestra creación hasta nuestra muerte. Valor intrínseco que inconscientemente navega con nosotros; mejor dicho, nos hace navegar por este “valle de lágrimas”. Si hablamos de energía “a gran escala” esto ya es otra cosa. Es a este nivel cuando, verdaderamente, esta controla y hace su dependiente absoluto a una civilización abocada a redescubrir nuevas formas de energía aprovechables para su subsistencia material. Es posible, que allende las fronteras de la ingravidez, se encuentren alternativas de energía que permitan “enchufar” la máquina artificial que siga dando vida a esta o a una nueva civilización.


“El modelo energético actual se basa mayoritariamente en el consumo de combustibles fósiles para el transporte y la generación de energía eléctrica. Hoy en día, dos factores ponen en entredicho la supervivencia de este modelo, en pie desde comienzos del Siglo XX. Dichos factores son el agotamiento de las reservas de combustible y el calentamiento global. Según la teoría de Pico de Hubbert el agotamiento de las reservas de petróleo y gas natural podría ser un hecho antes de que acabase el presente Siglo XXI. Por otro lado, cada vez son más los científicos y grupos de opinión que alertan sobre el comienzo de un período de calentamiento global asociado al incremento de emisiones de gases de efecto invernadero. Aun cuando todavía no hay acuerdo sobre la inminencia y el alcance de ambos problemas, existe un consenso generalizado sobre el hecho de que tarde o temprano, el ser humano deberá de dejar de utilizar los combustibles fósiles como su principal fuente de energía primaria y decantarse por fuentes más seguras, abundantes y menos dañinas para el medio ambiente
En el presente se utilizan los combustibles fósiles como el 97% de la energía primaria que se consume en el mundo, 38% es carbón, 40% es petróleo y 19% es gas natural. Estas generan contaminación y no son renovables. Se estima que el petróleo durará 45 años más, el gas natural 65 y el carbón 230. No obstante, existen diversas opciones de generación eléctrica ajenas a los combustibles fósiles que podrían mitigar la dependencia que la sociedad moderna tiene de estos recursos escasos y contaminantes. Algunas de estas opciones ya están disponibles y otras son meras hipótesis, y cada una genera distintos y enfrentados puntos de vista sobre sus supuestas ventajas e inconvenientes.” Ref. wikipedia.

25 noviembre 2010

Metamorfosis y violencia de género.

Si el ser humano no estuviera regido por la metamorfosis de su existencia no se darían los casos de violencia de género que tan a menudo han sucedido y suceden. El carácter de las personas, su forma de ser, por circunstancias muy diversas se ve abocado a cambios de rumbo que, cuando son negativos, engendran una violencia incontenida que se desata sobre género más débil de su entorno más próximo. Es este mundo de la velocidad inmediata de la noticia, cualquier atisbo de este tipo de violencia es conocido e incluso se pueden tomar medidas urgentes para su control. Hace unos minutos, una amiga me ha recordado un viejo anuncio de una bebida alcohólica nacional. Una copa, junto a otras sumisiones, era la solución para evitar la violencia de género. Si hablamos de memoria histórica, también deberíamos pensar en el gran número de mujeres, que en el anonimato de la opresión de una cultura anclada en el medievo opresivo de dominación machista, sufrieron de violencia de género. La metamorfosis de la civilización todavía no ha conseguido su trasformación plena hacia una libertad de derechos y deberes entre los seres humanos sin distinción de género, en este caso.

" Cuando Gregorio Samsa despertó aquella mañana, luego de un sueño agitado, se encontró en su cama convertido en un insecto monstruoso. Estaba echado sobre el quitinoso caparazón de su espalda, y al levantar un poco la cabeza, vio la figura convexa de su vientre oscuro, surcado por curvadas durezas, cuya prominencia apenas si podía aguantar la colcha, visiblemente a punto de escurrirse hasta el suelo. Innumerables patas, lamentablemente escuálidas en comparación con el grosor ordinario de sus piernas, ofrecían a sus ojos el espectáculo de una agitación sin consistencia." Franz Kafka. La metamorfosis (fragmento)

21 noviembre 2010

¡Quién fuera luna ...!


¡Quién fuera luna,
quién fuera brisa,
quién fuera sol!

..............................

¡Quién del crepúsculo
fuera la hora,
quién el instante
de tu oración!
¡Quién fuera parte
de la plegaria
que solitaria
mandas a Dios!

.........................

¡Quién fuera luna
quién fuera brisa,
quién fuera sol! ...

LXXXVII - Gustavo Adolfo Bécquer - Rimas y Leyendas

18 noviembre 2010

Callejeros. Gatos.

Callejero/s: Perteneciente o relativo a la calle. Que gusta de callejear.
Gato: Mamífero carnívoro de la familia de los Félidos, digitígrado, doméstico, de unos cinco decímetros de largo desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide dos decímetros aproximadamente. Tiene cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas y pelaje espeso, suave, de color blanco, gris, pardo, rojizo o negro.....

A los gatos les gusta deambular por las calles, sentirse libres, saltar tapias, tumbarse al sol en los umbrales de las puertas y desaparecer tras la gatera* al menor atisbo de posible peligro. Todo un “paisaje” del mundo en el que el tiempo se detiene, el de los pequeños pueblos, cuasi libres de la modernidad vertiginosa. Ni estos felinos, escurridizos y rápidos, aquí lo parecen.
Me gusta recorrer las calles y callejas** de estos pueblos que se siembran en laderas, altiplanicies y pequeñas mesetas de mi geografía más cercana. Alcalá del Moncayo es un pequeño pueblo aragonés situado en las estribaciones del Moncayo. El día comenzó con niebla “chusmeante” que se dejaba sentir sobre el rostro. Poco a poco fue levantando hacia la cumbre del Moncayo, dejando atisbar las formas de algunas nubes y difuminado la luz, tamizada pero intensa, para avivar los colores de las cosas. Muy despacio, para no despertar la prisa, fui capturando los lentos instantes encontrados, que detuve para siempre, o no, con mi cámara.

* Gatera: Agujero hecho en una pared, en un tejado o en una puerta para que puedan entrar o salir los gatos, o con otros fines.
** Calleja: Calle estrecha.

16 noviembre 2010

Els Castells.

Hoy día 16 de noviembre de 2010, los Castelles son declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un casteller es una persona que forma parte de una colla castellera para formar castells (del catalán; ‘castillos’). Es el nombre de una tradición típica de muchas comarcas catalanas, en especial las del Tarragonès, Alt Camp, Alt Penedés y Baix Penedés, consistente en levantar torres humanas de varios pisos de altura. En la actualidad esta tradición se ha extendido por toda Cataluña y es muy popular, de tal modo que no puede faltar en las fiestas populares.
En un castell interviene un numeroso grupo de hombres y mujeres de todas las edades y complexiones físicas que se entrenan durante todo el año para los concursos y actuaciones. Además, en la pinya de cada castell colaboran amigos, familiares, aficionados y espectadores —que pasan así a participar activamente— espontáneos que se unen a la colla de castellers.
Su origen está en la localidad valenciana de Algemesí, comarca de la Ribera Alta, se practica la Muixeranga, un conjunto de danzas y torres humanas. Según varios estudios, tanto la Muixeranga como els Castells tuvieron como origen la Moixiganga. En el caso de los castells, los catalanes obviaron los bailes y se centraron en hacer cada vez castells más altos y originales.

Ref. wikipedia.

13 noviembre 2010

La vaquilla. En homenaje a Berlanga.

Luis García Berlanga, nació en Valencia el 12 de junio de 1921. Su familia burguesa. Su abuelo el gobernador de su ciudad e hijo de un diputado de la Unión Republicana.
Berlanga es uno de los grandes mitos del cine español por el trío de obras maestras formado por "¡Bienvenido, Mr. Marshall!" (1952), "Plácido" (1961) y "El verdugo" (1963). Cineasta y académico, fue Premio Príncipe de Asturias en 1986. Premio Nacional de Cinematografía (1981) y la Medalla de Oro de Bellas Artes (1983), representó a España en los Óscar en varias ocasiones ocasiones, como ocurrió a principios de los años 80 con "Patrimonio nacional". Fallece a los 89 años de edad.
Esta fotografía de archivo en homenaje a tan ilustre personaje del cine y de la cultura española. Descansa en paz Luis, tú serás para siempre parte de la historia de este país.


Filmografía*: Berlanga y sus siete obras capitales

Bienvenido Mister Marshall (1953)
"Americanos, os recibimos con alegría", cantaba todo el pueblo de Villar del Rey preparando el glorioso aterrizaje del imperialismo yanqui. Era otro cine, otra España: un país de pobreza y carestías y heridas recientes causadas por la Guerra Civil, pero también de inocencia, sueños e imparables fantasías sobre un futuro mejor. José Isbert encabeza el reparto de una película histórica, proyectada en el Festival de Cannes y crónica perfecta del célebre Plan Marshall y el milagro económico hispano.

Calabuch (1956)
El científico genial que, asustado por su inteligencia, prefiere retirarse a un lugar escondido para no hacer daño a nadie. El científico, claro, es americano. Su escondite, España. Y los españoles un pueblo generoso, inocente y también algo salvaje.

Plácido (1961)
Imparable, trepidante, una comedia de diálogos vertiginosos y personajes memorables. Si Lubitsch o Billy Wilder hubiesen nacido en España habrían firmado algo como Plácido, descarnada crónica de las diferencias de clase españolas, del "ponga en Navidad un pobre en su mesa", de cómo la generosidad mal entendida, la religión y el tradicionalismo más rancio están incrustados hasta el tuétano en el hueso del esqueleto español.

El verdugo (1963)
Viéndola ahora, resulta casi increíble que una película así fuese permitida en los años franquistas. Pero el perfecto, escurridizo y vivísimo guión de Azcona logró denunciar el salvajismo de nuestro país por medio de risas amargas, y la realización de Berlanga, amparado en un reparto descomunal (Pepe Isbert, Nino Manfredi, Emma Penella, Lola Gaos, López Vázquez...), propician una obra maestra absoluta. Tan triste como deslumbrante, tan risible como patética, veraz y sombría.

Tamaño natural (1974)
Franco está a punto de morir, y la debilidad del régimen permite que autores como Berlanga puedan aliarse al capital francés y estrenar películas más abiertas y riesgosas en las que el cineasta puede dar rienda suelta a sus pulsiones eróticas y fetichistas. Aquí, y otra vez con guión de Azcona, Berlanga narra el imposible amor entre un dentista y una muñeca de plástico. Lo trágico de la historia y los muchos excesos estéticos no ocultan la destreza de director y escritor.

La escopeta nacional (1977)
Ahora sí: Franco ha muerto, y Berlanga puede empezar a revisar las posibilidades de un nuevo país lastrado por muchas cuentas pendientes. Ésta es la primera entrega de una trilogía nacional a la que seguirán Patrimonio nacional y Nacional III, donde pululan arribistas, nuevos ricos, bufones y aprovechados en torno al patrimonio de la noble y ridícula familia de los Leguineche.

La vaquilla (1985)
Llevaba haciéndolo, a su manera, durante toda su carrera, pero con esta película Berlanga habla abiertamente de la Guerra Civil infiltrando a cinco soldados republicanos en territorio enemigo. ¿Una misión suicida, heroíca, gloriosa? Otra cosa: secuestrar a la vaquilla que protagonizará las fiestas del pueblo, arruinando así un glorioso día enemigo. Landa, Sacristán, Santiago Ramos o Guillermo Montesinos son algunos de los protagonistas de esta hilarante, desprejuiciada y destornillante comedia.

(*) Ref.: www.20minutos.es

11 noviembre 2010

A la ribera del Duero... un día de otoño.

Hace muy poco tiempo, unos días, que he caminado con sosiego y paz interior por este lugar, y ya tengo prisa, desasosiego y nerviosismo por terminar unos trabajos.... que contrasentido.
Debí quedarme en este lugar? Tengo prisa, prisa, prisa... Pero quiero enseñar esta fotografía que he realizado de mi querido Duero por mi querida Soria. Dejo la letra de la canción de Gabinete Caligari.


Todo el mundo sabe que es difícil encontrar
en la vida un lugar
donde el tiempo pasa cadencioso y sin pensar
y el dolor es fugaz.
A la ribera del Duero
existe una ciudad
si no sabes el sendero
escucha esto:

Lentamente caen las hojas secas al pasar
y el Cierzo empieza a hablar.
En una tibia mañana el sol asoma ya
no llega a calentar.
Cuando divises el monte de las Ánimas
no lo mires, sobreponte
y sigue el caminar.

Bécquer no era idiota ni Machado un ganapán
y por los dos sabrás
que el olvido del amor se cura en soledad,
se cura en soledad.
A la ribera del Duero
existe una ciudad.
A la ribera del Duero
mi amor te espero.

Voy camino Soria,
¿tú hacia dónde vas?
Allí me encuentro en la gloria
que no sentí jamás.

Voy camino Soria
quiero descansar
borrando de mi memoria
traiciones y demás,
borrando de mi memoria
camino Soria.

A la ribera del Duero
existe una ciudad.
A la ribera del Duero
mi amor te espero.

Voy camino Soria,
¿tú hacia dónde vas?
Allí me encuentro en la gloria
que no sentí jamás.

Voy camino Soria
quiero descansar
borrando de mi memoria
traiciones y demás,
borrando de mi memoria
pasiones y demás.

Todo el mundo sabe que es difícil encontrar
lentamente caen las hojas secas al pasar,
Bécquer no era idiota ni Machado un ganapán,
que el olvido del amor se cura en soledad.

Camino Soria, camino Soria cami-camino Soria,
camino-camino-camino Soria, camino Soria (Soria Soria)

04 noviembre 2010

El turista y el pirata de instantes.

Turista: Persona que hace turismo.
Turismo: Actividad o hecho de viajar por placer. (De invención inglesa, dicen)
Pirata: Persona que, junto con otras de igual condición, se dedica al abordaje de barcos* en el mar* para robar.
Instante: Porción brevísima de tiempo.
(*) Cámbiese, si se quiere, barcos y mar por instantes y multitud de gentes.

No era mi primera intención colocar hoy esta fotografía. Había pensado una de tranvías. En Zaragoza estrenamos tranvía en pruebas. Ahora ya tendrá que ser para mi siguiente entrada de blog. El azar me ha colado esta.

A los fotógrafos nos gusta robar instantes a la vida para el almacén del olvido o, quien sabe, de la historia. Robar es palabra que por si misma suena mal, pero si te digo que la vida es generosa y no le importa la sustracción de un instante de entre sus infinitos, y que hay gente, personas, que te brinda uno de sus múltiples palpitos de su existencia, ya tenemos que encerrar esta palabra entre comillas. Me gusta que la vida y la gente, turistas o no, se dejen “robar” insignificantes instantes para el olvido, para la historia...
Soy un pirata de instantes. Mi mar es la vida, mi barco es la gente, eres tú.