04 noviembre 2010

El turista y el pirata de instantes.

Turista: Persona que hace turismo.
Turismo: Actividad o hecho de viajar por placer. (De invención inglesa, dicen)
Pirata: Persona que, junto con otras de igual condición, se dedica al abordaje de barcos* en el mar* para robar.
Instante: Porción brevísima de tiempo.
(*) Cámbiese, si se quiere, barcos y mar por instantes y multitud de gentes.

No era mi primera intención colocar hoy esta fotografía. Había pensado una de tranvías. En Zaragoza estrenamos tranvía en pruebas. Ahora ya tendrá que ser para mi siguiente entrada de blog. El azar me ha colado esta.

A los fotógrafos nos gusta robar instantes a la vida para el almacén del olvido o, quien sabe, de la historia. Robar es palabra que por si misma suena mal, pero si te digo que la vida es generosa y no le importa la sustracción de un instante de entre sus infinitos, y que hay gente, personas, que te brinda uno de sus múltiples palpitos de su existencia, ya tenemos que encerrar esta palabra entre comillas. Me gusta que la vida y la gente, turistas o no, se dejen “robar” insignificantes instantes para el olvido, para la historia...
Soy un pirata de instantes. Mi mar es la vida, mi barco es la gente, eres tú.