13 octubre 2010

13 de octubre 2010. Ofrenda de frutos a la Virgen del Pilar

Un año más, en un espléndido día, miles de personas ataviadas con sus mejores trajes regionales, sacados del arcón o del baúl, almidonados lo preciso, portan en sus caderas o en cestas de mimbre asidas por su manos y mecidas por el ligero viento, los mejores frutos (borraja, berenjenas, pepinos, melocotones de Calanda...) de la huerta de lugar de su procedencia. Diferentes y numerosas son las casas regionales que desfilan, como digo, con productos, con manjares, selectos ante la curiosa mirada el pueblo de Zaragoza y ante la Virgen del Pilar.
La Hermandad del Santo Refugio recoge los alimentos ofrecidos a la Virgen y los distribuye entre los más necesitados de la ciudad. Alimentos de primera calidad para la caridad, en un acto de devoción y de tradición lleno de color, olor y sabor... que más se puede pedir. Son las fiestas del Pilar.