29 marzo 2010

Semana Santa. Zaragoza, 2010.

“Hay muchas formas distintas de vivir la Semana Santa. Para unos es una manifestación cultural de Aragón, de su ciudad o de sus pueblos; Buñuel contribuyó a ello dando a conocer al mundo Calanda, el Bajo Aragón y sus tambores. Para otros, es una forma de mostrar la solidaridad o el hermanamiento entre pueblos o rutas del tambor. Son muchos los que aprovechan estos días para volver a sus lugares de origen y ver a los amigos de la infancia. Hay quien aprovecha la ocasión para salir con la familia y descansar recorriendo las calles.”*

“La historia de la semana santa zaragozana se remonta al siglo XIII, época en la que aparece la hermandad de la Sangre de Cristo. A pesar de todo, la historia de la Semana Santa de Zaragoza es confusa, debido a que muchos de los documentos referentes a ella, se quemaron durante la Guerra de la Independencia en 1808 o se extraviaron.
El momento en el que la Semana Santa de la capital aragonesa adquiere la estética actual, es en el año 1936, cuando después de una huelga de los terceroles (porteadores encargados de llevar los pasos en la procesión del santo entierro, que se celebra el día de Viernes Santo) un grupo de fieles de la imagen de la Piedad, crean una cofradía para poder sacar a la Virgen de la Piedad por las calles de Zaragoza, adquiriendo el capirote como prenda de cabeza y copiándolo de Andalucía. Después de la fundación de la Cofradía de la Piedad y del Santo Sepulcro, se comenzarían a fundar nuevas cofradías. Es a partir de este momento en el que se puede decir que comienza la etapa de la Semana Santa moderna.” (Fuente: Wikipedia)



(*)Fragmento del pregón pronunciado por el Excmo. Sr. D. Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, el 27 de marzo de 2010 en la Plaza del Pilar de Zaragoza.