11 febrero 2010

Pánico

“Pánico, miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano.
Pánico procede del griego Panikós. En realidad, la expresión completa es "terror pánico". Proviene de la situación de miedo que le agradaba crear al semidiós griego Pan, quien solía aparecerse en las encrucijadas de caminos a los viajeros. Físicamente era parecido a un fauno; cuernos y extremidades inferiores de cabra. Su imagen es la que ha dado lugar a la iconografía cristiana del demonio. Precisamente por eso, cristianizándose una tradición anterior, se solían erigir en la Edad Media cruceros o cruces de piedra con una pequeña capilla para la Virgen, en las encrucijadas.” (Fuente: wikipedia)

El miedo a la emoción es ancestral,
es una fosa llena de delirios,
como agua que se estanca
y un murciélago que hace malabares.

El pánico a mi piel te desmenuza
en el ojo de un sueño sin raíces,
con aire detenido en pesadillas
como reptil atado a la distancia.

El terror de mis brazos es arcaico.
Entre maleza surgen cuerdas-trampa,
con fuego desafiando a la intemperie.

Disolución de mundos en mi cuerpo,
sobre un árbol helado, sin historia,
en la tierra del ámbar.

PÁNICO A MI PIEL Ana Muela Sopeña