31 marzo 2009

El color púrpura.

Un pensamiento, una lágrima de un sentimiento y un color – el púrpura- de una película...


“La historia se centra en la vida de Celie, una joven muchacha afroamericana, a principios del siglo XX. Celie tiene 14 años y está embarazada de su propio padre. Partiendo de este momento, se cuenta su difícil existencia durante los siguientes treinta años. El padre de Celie la vende a un hombre que la maltrata y la tiene esclavizada durante la mayor parte de su vida, en los que es separada de su hermana Nety, que es llevada a África.”



El color púrpura (en inglés, The Color Purple) es una película dirigida por Steven Spielberg en 1985, basada en la novela homónima de Alice Walker ganadora del Premio Pulitzer en 1983. Wikipedia

29 marzo 2009

Iglesia de San Nicolás (del románico en Soria)

Hace unos instantes, en el Heraldo de Soria he leído de la actuación sobre el acondicionamiento de los restos de la que fue iglesia de San Nicolás en Soria capital. Esto me ha recordado que tenía en mi archivo alguna instantánea de este singular monumento. La imagen original es en color y realizada al anochecer. He preferido hacer con ella un B y N. Creo que para estas ocasiones el B/N acentúa más el significado de las cosas, de la arquitectura, de los recuerdos. La foto tiene trampa pues las nubes no corresponden al momento. La iluminación era muy fuerte, por de tras de las ruinas, lo que me dejó un cielo muy iluminado y plano. He aprovechado el celaje de otra fotografía para hacer este fotomontaje. Espero os guste. Y esperemos todos que la actuación de consolidación y rehabilitación estos restos y su entorno hagan de Soria, si cabe, una ciudad más bonita.


De lo que fue durante varios siglos una de las iglesias románicas más emblemáticas de la ciudad de Soria (España) sólo quedan las ruinas que aún predican la grandiosidad del primitivo templo dedicado a San Nicolás. En 1858 se demolieron las bóvedas que amenazaban con derrumbarse; en 1908 se desmontó la portada que fue trasplantada a la iglesia de San Juan de Rabanera de la misma capital de Soria; por fin, en 1933 se derribaron algunos de los muros en estado de precaria estabilidad. Iglesia de una sola nave, corto transepto, amplio presbiterio y cabecera absidial semicircular. Al exterior, por el lado sur, se adosaba una recia torre de planta cuadrada. Bajo el ábside apareció en una de las limpiezas de escombro una cripta que se supone de utilidad funeraria a juzgar por la cantidad de restos humanos que en ella se encontraron.
Los arranques de las bóvedas que todavía se aprecian hacen saber que la nave estuvo cubierta por bóveda de medio cañón apuntado fortalecida por arcos fajones. El transepto también se cerraba mediante bóveda de medio cañón, así como el presbiterio, mientras que la bóveda del ábside, de la que se conservan los inicios de los nervios que la soportaban, debió ser gallonada.
Por el exterior, el ábside presenta seis pilastras adosadas de sección rectangular que suben hasta la línea de imposta baquetonada que corre por la base de las ventanas; la parte superior, hasta la cornisa, está formada por doble fuste semicircular y acanaladura intermedia. Lucen tres ventanas muy alargadas con arco de medio punto y chambrana de puntas de diamante.
Fragmento de tímpano de la iglesia San Nicolás de Soria. Fue descubierto en 1970 durante los trabajos de limpieza y se conserva en el lapidario de San Juan de Duero (Soria). Probablemente corresponde al tímpano de la puerta más oriental del muro sur de la arruinada parroquia soriana. Las dimensiones del fragmento de piedra arenisca conservado es de 106 cm de longitud máxima 15 cm. de grosor y 32,5 cm. de altura invitan a considerarlo perteneciente a dicho acceso septentrional pues la luz de su vano en su estado actual es de 120cm. Está decorado con dos arcos polilobulados que acogen rosetas, hay restos de un tercer arco y bajo ellos la inscripción: (obs)CVRAT(us) EST SOL(stitio) ER(a) MCCLX(xvii). La tardía fecha proporcionada por la inscripción representa un límite para la finalización del templo.
La inscripción fragmentaria se refiere a un eclipse solar total ocurrido el 3 de junio de 1239. Se encontró buscando la fecha del eclipse de Sol total que había ocurrido en Soria entre 1222 y 1251. La inscripción habla del año 1277 porque regía el calendario denominado Era hispánica que tenía su origen en la conquista de Hispania por Augusto. La península quedó incorporada en el 716 después de la fundación de Roma, es decir, en el 38 aC. El calendario se empieza a usar en el siglo VI d. C. y se irá difundiendo por todo el dominio visigodo. Así, cuando nos encontremos un documento fechado en la Era hispánica hay que restar 38 años para hallar el año en el calendario juliano.
wikipedia.org

27 marzo 2009

El color de las flores.

Las flores deben su color a dos tipos de pigmentos: pigmentos liposolubles contenidos en los cromoplastos y pigmentos hidrosolubles contenidos en las vacuolas de las células epidérmicas de los pétalos. Casi todos los tonos azules y púrpuras se deben a pigmentos vacuolares llamados antocianinas.
El colorido espectacular de las flores llama sin duda nuestra atención, pero no somos nosotros su objetivo primordial, sino los insectos. Agentes de la polinización de las plantas. Para ellos los colores aún son mucho más atractivos y selectivos. (El suyo y el nuestro son espectros de luz totalmente distintos).

Me gusta el color de las flores y aún pensando que las abejas lo vean más bonito, yo prefiero seguir viéndolas con mis ojos, como contemplo esta prímula de mi jardín.
¿A qué huelen las flores? Al color de la primavera... al candor de la mano tendida, al beso fundido y al amor soñado...

24 marzo 2009

La primavera

La primavera es una sinfonía de color, de aromas, de vida... de cantos y alegrías.
Yo la celebro junto a vosotros con esta dos fotografías y un poema de la maravillosa Gloria Fuertes.

Tío Pío,
En el “cole” me han pedido
que escriba una poesía
a la prima Primavera.
¿Tú quieres que te la lea,
Y me dices lo que opinas? -Sí, sobrina,
“Se oye un pío, pío, pío
junto a la orilla del río.
¡Oh!, cosa maravillosa,
los árboles tienen hojas,
las mariposas tienen ojos,
la ristra tiene ajos.
Junto a la orilla del río
todo es belleza y sonrío,
Se oye un pío, pío, pío.
La Primavera ha venido
y yo la he reconocido
por el pío, pío, pío.”-¿Qué te ha parecido, tío?
-Demasiado pío, pío.

La prima Primavera
Gloria Fuertes.


21 marzo 2009

Strobist, con Rafa Barberá en Zaragoza

¿Definir la palabra estrobis? ¡Uh!... Y si decimos que es la técnica de iluminar una escena para fotografía con los “flases” que tenemos de común para nuestras cámaras pero utilizados siempre fuera de estas, sobre trípodes o bien apoyados sobre, en o con cualquier otro artilugio que se nos ocurra.¿Quien inventa strobis?: David Hobby.

"Para los que nunca hayan escuchado hablar de David Hobby, este es el autor del popular blog Strobist.com con seguridad uno de los blogs de fotografía digital más visitados en la web, con más de 230,000 lectores frecuentes, procedentes de mas de 175 paises, paralelamente a esto, su pagina de strobist en Flickr cuenta con mas de 30,000 suscriptores en donde fotógrafos de todo el mundo comparten diariamente sus fotografías, todas estas referentes al uso creativo de la luz.
El blog es visitado en su mayoría por fotógrafos amateurs y esta dedicado principalmente al aprendizaje del uso del flash fuera de cámara y de otras técnicas para el uso creativo de la iluminación, en este, podrás encontrar tips, recomendaciones, ejemplos, secciones de preguntas y respuestas y sobre todo 3 cursos en línea gratuitos enfocados al uso del flash: Lighting 101, Lighting 102 y On Assignment que van desde lo mas básico hasta el uso avanzado del flash o strobo. "

" Afortunadamente para los que no hablan inglés, Rafa Barberá ha traducido literalmente este blog al español desde a mediados del 2007 y este ( strobist en español ) es prácticamente un clon de la versión original autorizada por el mismo David Hobby y hecha bajo el mismo formato y estilo de comunicación. "

Pues bien, en Zaragoza, unos cuantos apasionados por la fotografía, hemos tenido la oportunidad de disfrutar con la charla y demostraciones prácticas de Rafa Barberá sobre estas técnicas de iluminación. Hemos aprendido a que en fotografía con imaginación se puede sacar partido a fuentes de luz que muchos desechamos por no saber aprovechar. Quien no maldice al flash, a sus efectos sobre una foto, cuando los disparamos colocado en la zapata de nuestra cámara? Con secuencia... el flash se mete en su caja y no lo volvemos a utilizar jamás. Amigos, invito a que si os gusta experimentar en fotografía, a jugar con la luz, que desempolvéis vuestros “flases” y hagáis trabajar vuestra imaginación. Visitar strobist, será vuestra enciclopedia sobre este tema.Es el primer seminario de estas características que se celebra en Zaragoza, concretamente, en el Burgo de Ebro, población cercana a la capital. Tengo que decir que la idea nació de Emilio Mateo que contactó con Rafa para que se haya podido llevar a cabo este magnífico evento. Toda una experiencia digna de repetir, lanzo el testigo.

19 marzo 2009

Iglesia de San Miguel. Caltojar, Soria.

En esta ocasión os voy a enseñar un lugar, que me dejó prendado, sin duda, por el arte que se derrocha en la entrada principal de su iglesia de San Miguel, Caltojar en la provincia de Soria.

La población de Caltojar se sitúa al suroeste de Soria. Se encuentran en su proximidad lugares tan importantes en románico como Villasayas, Bordecorex, Caltojar, San Baudelio de Berlanga y Berlanga de Duero. Su población que apenas llega al centenar de habitantes. Su iglesia parroquial fue edificada a principios del XIII como templo de tres naves rematadas en sendos ábsides semicirculares, más adelantado el mayor gracias a un generoso presbiterio. Lamentablemente unas desafortunadas modificaciones mutilaron la que debió de ser espléndida cabecera. Edificaciones añadidas para sacristía y dependencias han venido a sustituir los desaparecidos ábsides laterales, de los que no resta sino el arranque del septentrional, con algunos canecillos de rollos en altura.

Este singular edificación es conocida por su entrada principal, orientada al sur y flanqueada por la torre, se adelanta en el cuerpo más próximo al observador de los tres que componen el perfil de esta fachada. La portada se articula en cuatro arquivoltas de medio punto, baquetonadas las interiores y en sobresalientes dientes de sierra la más exterior. Una chambrana de puntas de diamante cierra la arquería. Apean las arquivoltas en jambas escalonadas y columnas acodilladas de capiteles profusamente decorados con elementos vegetales. Un singular tímpano, abierto en arco geminado de medio punto y capitel pinjante, se decora con un tosco relieve del santo titular, San Miguel, en la clave. Toda una joya del arte románico en Soria.

18 marzo 2009

San Baudelio de Berlanga, Soria

“En un páramo reseco de las cercanías de Berlanga en Soria, encontramos este extraño edificio que, por sus especiales características, parece fuera del tiempo, fuera del espacio o ambas cosas a la vez. En efecto, todo en él es sorprendente: su discreta imagen exterior (una austera construcción cuadrada), su compleja estructura interior y los restos de sus pinturas que, después de una triste historia de compraventas y juzgados, están repartidas entre varios museos norteamericanos y el Museo del Prado.”Fue declarado Monumento Nacional en 1917.”

"La ermita mozárabe de San Baudelio de Berlanga, casi un milenio después de su construcción y pese a que parte de sus interesantísimas pinturas murales fueron vendidas a un marchante en 1922, y arrancadas de los muros tres años después, se la sigue conociendo hoy día como la "Capilla Sixtina del arte mozárabe". Las pinturas murales retiradas —para algunos, expoliadas— se conservan actualmente en diversos museos estadounidenses, y en el madrileño de El Prado.
La ermita está ubicada en Casillas de Berlanga en el suroeste de la provincia de Soria, dentro de la comarca denominada Tierra de Berlanga.
La ermita fue construida a finales del siglo XI por artesanos, posiblemente mozárabes. El arabismo es evidente en la linterna y en la tribuna. Su situación en la tierra de nadie fronteriza entre cristianos y musulmanes puede justificar la mezcla de influencias. Las pinturas del interior, seguramente del siglo XII, tienen aún más difícil clasificación.La construcción de la ermita se enmarca en la época de la consolidación definitiva de los reinos cristianos en toda esta zona, que tiene lugar hacia el año 1060, cuando tiene lugar la toma, por Fernando I, de Gormaz, Vadorrey, Aguilera, Berlanga y Bordecorex, que se encuentran camino de Medinaceli, que fue centro defensivo estratégico de la frontera musulmana desde el siglo X."

"No se conoce nada cierto sobre su origen, si bien hay noticia documentada desde 1136 en que se trasladó la jurisdicción de la ermita y el monasterio a la diócesis de Sigüenza. Según la tradición, la gruta a la que se entra por la esquina sur del interior de la ermita, debió de servir en su día como habitáculo de algún eremita. En torno a esta gruta y al manantial que brota y que hace más habitable el paraje, se organizó a finales del siglo X un cenobio o monasterio que hipotéticamente debió quedar adscrito a la advocación de San Baudelio, mártir galorronamo del siglo IV, del que parece que circularon algunas reliquias, procedentes de Nimes, por diversos lugares de la geografía hispano visigoda, llegando finalmente a Toledo. Según parece, los antiguos discípulos de San Baudelio solían habitar en parajes apartados ubicados en las inmediaciones de fuentes de agua para evocar, de ese modo, el lugar donde San Baudelio había sido enterrado.
Las reliquias bien pudieron, con motivo de la invasión islámica, necesitar de un traslado desde Toledo a Asturias o Navarra, por lo que tal vez alguna de ellas pudo haber quedado depositada temporalmente en este lugar.El culto eclesiástico estuvo suspendido durante mucho tiempo, siendo utilizada incluso como lugar para guardar rebaños de ovejas."

"A pesar de lo anterior, la ermita que era propiedad a principios del siglo XX de varios vecinos de Casillas de Berlanga, varias de sus más importantes pinturas fueron vendidas a marchantes que los revendieron a varios museos estadounidenses. Una parte pudo ser recuperada a mediados del s. XX y hoy se exhibe en el Museo del Prado de Madrid. Por otro lado, la pésima conservación de la techumbre de la ermita causó en su tiempo un irreparable deterioro a buena parte de las pinturas del techo que quedaron.La iglesia fue adquirida por la Fundación Lázaro Galdiano en 1949 y donada al Estado. Una larga y cuidadosa restauración, que requirió incluso el arrancamiento de las pinturas para su tratamiento experto en talleres especializados, ha permitido la recuperación del monumento para la posteridad. "

" La arquitectura de la ermita está formada por dos cuerpos rectangulares el más pequeño corresponde al ábside y el mayor a la única nave principal de la iglesia. Los muros, realizados en mampostería apoyada sobre sillares, tienen aproximadamente un metro de ancho y son de una gran simplicidad. Se accede a la ermita por una pequeña puerta con arco de herradura y por una pequeña puerta que da acceso directo al coro de la tribuna.
La bóveda está formada por ocho arcos de herradura, apoyados sobre ménsulas en las paredes de la nave central, cuatro en los ángulos y cuatro en los muros, partiendo de una pilastra central muy robusta, como hojas de una palmera, elemento este muy influido por las formas arquitectónicas islámicas de Al-Ándalus. Sobre esta pilastra central se abre una pequeña e inaccesible cámara que hace las veces de linterna y está cubierta por una cupulilla de seis nervios cruzados.
Es esta linterna un elemento muy original, opinando algunos autores que pudiera tratarse de una especie de ostensorio de obra que custodiara en el pasado una reliquia, tal vez correspondiente precisamente a San Baudelio, o tal vez textos sagrados.La techumbre es de teja pero hasta 1894 fue de piedra sillar."

"La nave principal se conecta por medio de cinco escalones bajo un arco de herradura con el ábside cuadrado, de testero recto y que está cubierta por bóveda de cañón. En este ábside se abre una pequeña ventana de herradura por donde entra la luz que ilumina el altar mayor de piedra.
Sólo hay otra ventanita abierta en la pared opuesta. En el ábside hay un pequeño altar de piedra y está decorado con pinturas de San Baudelio, San Nicolás a ambos lados de la ventana y el Espíritu Santo, invertido, en el centro.
Arcos de herradura que sostienen la tribuna. A los pies del templo, en el extremo de la nave principal, una tribuna abre sus arcos de herradura apoyados en sencillas columnas formando un coro semejante a una pequeña mezquita de cinco angostas naves. Al coro situado en la parte superior de la tribuna se accede por una escalera adosada al muro contrario al de la puerta de entrada formada por peldaños incrustados en la pared. En la actualidad está prohibido el acceso al coro por razones de seguridad.La columnata de arcos de herradura cobija el acceso a la cueva eremítica excavada en la roca que posiblemente dio origen a la congregación monástica."

"La decoración tiene un carácter excepcional, no habiéndose utilizado en la misma en absoluto la madera, y basándose por lo tanto íntegramente en la decoración pictórica hecha al temple sobre un enlucido de yeso que reviste completamente el interior, quedando cubiertos todas las paredes de la ermita, tanto las verticales como las abovedadas, las columnas y las nervaduras.
Las pinturas se encuentran entre las muestras más antiguas de pintura románica en el país, y sorprenden por su excelente factura y por que combinan la temática religiosa y la profana, con inspiración seguramente en cerámicas y marfiles de la época califal cordobesa.
Las pinturas, para las que se utilizaron muy pocos colores, se consideran obra de tres artistas locales desconocidos que han sido denominados: Maestro de Maderuelo o Primer Maestro de Casillas, a quien se atribuyen todos los temas decorativos de arquerías y bóvedas, las grandes escenas bíblicas y las pinturas del ábside; Maestro de San Baudelio, quien debió pintar las escenas cinegéticas de la zona baja, que son las pinturas más originales, y un tercer maestro, de más modesta competencia, a quién se atribuyen las pinturas del interior del coro.
En el ábside, se encuentra pintados San Nicolás y San Baudelio a ambos lados de una representación de la paloma del Espíritu Santo, invertida, en la clave de la ventana abocinada. Y en el centro una palmera.Otros personajes y escenas representados son: escenas de cacerías, un guerrero, un halconero, un elefante portando un castillo con tres torres, un dromedario, un oso, perros rampantes, bóvidos afrontados, las tres Marías ante el sepulcro, la curación del ciego y la resurrección de Lázaro, las bodas de Canna, las tentaciones de Jesús, la entrada de Jesús en Jerusalén, la Santa Cena, episodios de la Pasión, águilas con alas extendidas, un ibis, Caín y Abel en actitud oferente, una luna semicircular de la que irradia una cruz griega y sobre la que se proyectan dos ángeles, un personaje sentado en actitud escatológica, etc."

"El expolio de las pinturas se produce, siendo la ermita propiedad de varios vecinos de Casillas de Berlanga, veintitrés frescos de San Baudelio fueron vendidos en 1922 por 65.000 pesetas al anticuario León Levi, por cuenta del marchante de arte estadounidense Gabriel Dereppe. Técnicos especialistas se apresuraron a arrancar las pinturas para su transporte. Las protestas que provocó esta venta consiguieron la inmovilización de las pinturas arrancadas, hasta que lamentablemente los compradores consiguieron que el Tribunal Supremo español sentenciara el 12 de febrero de 1925 que no era posible anular la venta libre de las pinturas, siendo imposible así prolongar la retención de las pinturas. Esto significó la inmediata salida de las mismas de España, una vez autorizada por el Director General de Bellas Artes, por imperativo legal. El marchante Gabriel Dereppe vendió las pinturas a su vez a diversos museos de arte de varias ciudades de EE.UU.: Museo de Cincinnati, sección de claustros del Museo Metropolitano de Nueva York (The Cloisters Museum), Museo de Arte de Indianapolis y Museo de Bellas Artes de Boston.En 1957 el gobierno español canjeó algunas de esas pinturas por el ábside de la iglesia románica de San Martin de Fuentidueña (Segovia), que actualmente también se expone en el Museo Metropolitano de Nueva York. Las pinturas románicas que entonces se recuperaron no volvieron a su ubicación primitiva en el templo de San Baudelio sino que se custodian, por ahora en el madrileño Museo del Prado."



BIBLIOGRAFÍA

Imagen del Arte Mozárabe; José Fernández Arenas
SUMMA ARTIS: Tomo VIII
L'Art Preroman Hispanique - L'Art Mozarabe: ZODIAQUE
San Baudelio de Berlanga: Agustín Escolano Benito
http://www.lafronteradelduero.com/Paginas/casillas_de_berlanga.html
http://es.wikipedia.org/wiki/San_Baudelio_de_Berlanga
http://www.casillasdeberlanga.com/ermita.html
http://www.fuesp.com/revistas/pag/cai26c.pdfhttp://www.jdiezarnal.com/sanbaudeliodeberlanga.html
http://www.turismo-prerromanico.es/arterural/SBBERLANGA/BERLANGAficha.htm

OTRA INFORMACIÓN DE INTERÉS
Forma de Acceso: Al salir de Soria, tomar la SO-100 en dirección Berlanga de Duero; en Berlanga tomar la SO-152 hacia Caltojar. Antes de llegar, desviación a la derecha, por la SO-P-4153 durante 790m hasta San Baudelio. Total 59,6kms.
Teléfono de Información: Tlf.: 975.22.13.97 (Museo Numantino) 42367 Casillas de Berlanga (Soria)
Horario de visitas: Abril, Mayo, Septiembre y Octubre 10:00 a 14:00h y 16:00 a 19:00h. Junio a Agosto 10:00 a 14:00h y de 17:00 a 21h. Noviembre a Marzo 10:00 a 14:00h y 15:30 a 18:00h. Domingos y Festivos 10:00 a 14,00h. Lunes y Martes Cerrado Tarifas: 0,60 €. Entrada gratuita sábados y domingos.


16 marzo 2009

Pedro José Fatás Cabeza

Hoy os quiero presentar a una persona, a un maestro y amigo, que aún que no aparece en el bullicio de los medios de comunicación, entre los renombres en fotografía que recorren la red, por su manera de ser y por su trabajo en fotografía y en la enseñanza de esta merece la pena que sepáis sobre el.


Pedro José Fatás Cabeza, (Zaragoza, 1945). Se inicia en la fotografía de la mano de su padre Guillermo Fatás Ojuel. Comienza sus primeros contactos con el cine de 8 mm. y la fotografía amateur. En el año 1967, a consecuencia de una operación quirúrgica a su padre, de resultas de la cual se queda inválido, comienza su andadura en el campo profesional, dedicándose al retrato y al reportaje. Durante la década de los setenta compagina la fotografía artística la fotografía editorial con la industrial y la publicitaria y es en estas últimas modalidades en donde desarrolla actualmente su actividad.
Obtiene el Premio Nacional de Fotografía Turística en el año 1971. En el campo de la cinematografía, colabora con Alejo Lorén en la realización de un documental para la D.G.A., en calidad de director de fotografía, así como varios cortometrajes de la Historia de Aragón y unos sobre el «Café Plata». Colabora con Antonio Artero en un reportaje para la Filmoteca Nacional sobre A. Tramullas y en el largometraje Pleito al sol. Es miembro de la Sociedad Fotográfica de Zaragoza. Fue miembro del Consejo de Dirección de la Gran Enciclopedia Aragonesa. Fue presidente de la Asociación de Fotógrafos Publicitarios de Aragón.
Imparte desde el año 2004 un curso anual especializado de fotografía de bodegones en el Centro de Tecnologías Avanzadas del Gobierno de Aragón así como diversos cursos de iniciación a la fotografía digital en diversas Entidades. Actualmente preside la Asociación de Acogimientos Familiares de Aragón (ADAFA).
Entrevista:
¿Defínenos la palabra fotografía?La fotografía es un medio que permite el diseño o la escritura mediante la luz.

¿La fotografía digital, avance o retroceso en el buen hacer de un fotógrafo?Desde mi punto de vista, supone un gran avance técnico que permite un mejor control y proporciona al fotógrafo más posibilidades de expresión artística.

La fotografía de emulsión ha muerto (o prácticamente). ¿Tu crees que la fotografía digital debe ser la que capta la cámara o hay licencia para un trabajo de procesado y retoque en la computadora?Yo soy de la opinión de que es muy importante al realizar la toma, hacerlo de manera que el procesado posterior requiera la menor manipulación posible, pero jamás descarto la posibilidad de mejorar la toma con los instrumentos que las modernas técnicas ponen a disposición del fotógrafo.

¿Estás de acuerdo con el dicho de que "fotografía no es lo que se hace sino lo que se muestra al espectador"?
Completamente de acuerdo.

Para un fotógrafo. ¿Qué es la luz?La luz para el fotógrafo es muy similar a la pluma para el escritor. Lo que sucede es que con la misma pluma o con la misma luz, se pueden escribir o realizar buenos o malos escritos o buenas o malas fotografías.

¿Qué te significa la palabra "pasear" en fotografía publicitaria?Cuando en mi trabajo cotidiano monto e ilumino un bodegón y antes de hacer la toma final, lo observo desde distintos puntos de vista, pues suele cambiar notablemente dependiendo de la incidencia de la luz sobre los objetos a fotografiar. En definitiva, hago un paseo visual antes de hacer el encuadre definitivo.

En fotografía. ¿Qué es más importante para ti, la técnica o la composición de la escena?En mi trabajo considero más importante la composición que la técnica. Una fotografía bien compuesta aunque técnicamente no sea perfecta, es más agradable que una composición desastrosa y una buena técnica fotográfica. La técnica es más fácil de aprender que la composición.

¿Hace falta invertir en un gran equipo de cámara, iluminación, etc... para hacer buena fotografía publicitaria?De ninguna manera. En los cursos que habitualmente imparto en el Centro de Tecnologías Avanzadas del Gobierno de Aragón, demuestro a mis alumnos que se pueden obtener magníficas fotografías con medios no demasiado caros, aunque los equipos profesionales ayudan mucho. Todo es cuestión de imaginación.

Sabemos que eres principalmente un fotógrafo de estudio y de estudio ambulante pero... ¿Qué haces en tu tiempo libre... llevas siempre una cámara contigo?
Procuro llevarla siempre que puedo, pero reconozco que soy un poco vago cuando no estoy ejerciendo. Son muchos años con la cámara a cuestas y de vez en cuando me doy alguna vacación.

¿Qué es lo que aún no has fotografiado y le gustaría captar con tu cámara?No tengo ningún interés específico por ningún tema en concreto. Lo que más me gustaría hacer es mi “foto definitiva”, pero esta, cuando creo que la he logrado, la sensación de “definitiva” me dura unas pocas horas, lo que me estimula para intentarlo de nuevo.

¿Tienes algún fotógrafo como referente o como maestro en el arte de la fotografía?No especialmente. Hay ha habido y habrá fotógrafos que me sorprenden y me sorprenderán siempre con su buen hacer.

¿Alguna fotografía que te haya llamado la atención?Muchas, constantemente. Más ahora que disponemos de medios de comunicación como Internet, que nos permiten asomarnos al mundo de la creación fotográfica.

¿Has pensado hacer una exposición con tu material de archivo?Nunca he sido partidario de exponer mis fotografías, probablemente por mi dinámica de trabajo. Siempre me falta tiempo.

¿Te gustaría publicar un libro de fotografía?Me gustaría hacer un método didáctico explicando lo que ya hago en los cursos del CTA, pero como he señalado en la pregunta anterior, el tiempo de que dispongo me lo impide.

Sabemos que también dedicas tu tiempo a la enseñanza, háblanos un poco de este faceta.
Para mí y dado que llevo unos cuantos años trabajando con la fotografía, la mejor manera de devolver lo que me ha dado mi profesión, es poder transmitir mis conocimientos a terceras personas. Lo hago impartiendo diversos cursos y talleres sobre todo a fotógrafos jóvenes y es una de las mayores satisfacciones que puedo experimentar, dado los resultados obtenidos.

¿Qué le pides a un alumno que participa en tus curso?Que venga cargado de ganas de trabajar y de imaginación.

Y por último. ¿Se puede vivir y a la vez disfrutar de la fotografía?Por supuesto. Yo he vivido de la fotografía desde hace más de cuarenta años y la he disfrutado a diario. Cuando deje de depender de ella como medio de subsistencia, estoy seguro que la disfrutaré todavía más.
Muchas gracias Pedro por tu tiempo dedicado y que nos sigas muchos años ilustrandonos con tu manera de hacer fotografía.

14 marzo 2009

Calatañazor. Soria.

Conocido casi únicamente por la derrota que allí sufriera Almanzor de las tropas castellanas y leonesas en 1002, es casi ignorado bajo otros aspectos a cual más interesante.Se encuentra situado en la cima de una enorme roca aislada de sus alrededores por las profundas hoces que forma el río al E. y S. de la villa, y del O. y N. por la misma altura de la peña cortada.

Rodeado de murallas por completo, sólo dos subidas permiten la entrada de la ciudad. Las murallas conservan casi intactas, con sus tambores de trecho en trecho, y al lado S., se alza en ruinas un castillo, a cuyo pie se apiñan grandes peñascos que parecen empujados allí por brazo de titán. Extiéndese al Poniente hermosa vega rodeada de cerros. En primavera, los campos verdes dan las tonalidades suaves y tranquilas de la Castilla pintada por Beruete. En la cumbre que cierra por el lado izquierdo esta vega, cuenta la tradición que ocurrió la célebre batalla.El interior del pueblo es de lo más pintoresco que pueda imaginarse. Al verlo rodeado de murallas con su gran iglesia, cuyo ábside hace también de fortaleza, y su gallardo castillo, parece se ha de entrar en una ciudad formada por palacios y caserones nobiliarios. Mas no es así, las casas son míseras, de barro, y toscos maderos de enebro que refuerzan lo débil del material, descubiertos al exterior, dándoles ese aspecto de las construcciones en madera de los países nórdicos. suelen estar en voladizo, como las casas medievales. Hay alguna casona señorial. en una se ve un balcón con artísticos herrajes; en otras, signos simbólicos y leyendas religiosas.


Las calles pendientes, tortuosas, con estas casas tan pintorescas, todas del mismo carácter, sin nada que desentone, forman un conjunto agradable y armónico. En la plaza, junto a un olmo viejo, a la vera del Castillo, se alza el rollo justiciero sobre cinco redondos escalones donde el Señor o el Alcalde corregidos hiciera en tiempos pasados justicia a los desafueros.


La iglesia es una mezcla de estilos; la portada románica; la nave alta y espaciosa; un tramo que hace de ábside, gótico y otros dos menores del siglo XVII.
Esta iglesia guarda entre otros objetos artísticos, un retablo grande renacimiento, de escaso mérito, con un tabernáculo de un barroco bastante elegante.
Conserva cuatro tablas del siglo XV, de gusto italiano, que debieron formar parte de un retablo y que antes guardaban en la ermita de la Soledad, pequeña iglesia románica que se encuentra en las afueras del pueblo. Un cuadrito con una cabeza de la Virgen, de gran parentesco con las pinturas de Van der Weidem y de un altar churriagueresco el Cristo del Amparo, al que tienen mucha devoción las gentes de aquella comarca; es un Cristo español del siglo XIV o XV.
En la sacristía hay una tabla que representa el martirio de San Sebastián con un fondo que recuerda los de Patinir. Además, conservan entre otras cosas una custodia - cáliz de plata del siglo XVII, de delicado arte.
La iglesia guarda una rica colección de privilegios concedidos a la villa de Calatañazor por diferentes reyes, con sus sellos de plomo, códices, ejecutorias con preciosas miniaturas, pleitos sostenidos con diversos pueblos de su merindan, pues su jurisdición llegó a extenderse desde Abejar y Cabrejas del Pinar hasta los campos de la Revilla.
El Ayuntamiento guarda un archivo donde se encuentran documentos de gran importancia para la historia de Calatañazor.
De su antigua y afamada sedería sólo quedan los cimientos, pues ni una casulla siquiera hay en la iglesia, únicamente se ven algunas en El Burgo de Osma, en Soria, en Santiago de Compostela y otros puntos.

En uno de los cerros que cercan el pueblo, se han encontrado sepulcros y trozos de vasijas celtíberas, donde sin duda tuvieron allí los celtíberos alguna ciudad, y a cosa de dos kilómetros hacia el poniente se encuentran una porción de fósiles.
Tiene, por tanto, Calatañazor, gran importancia, pudiendo estudiar en sus murallas y situación el estratega, en sus objetos artísticos y restos antiguos el arqueólogo de sus calles y sus tipos puede sacar el artista cuadros llenos de belleza y sentimiento y hasta el geólogo tiene cerca de Calatañazor materia de estudio.
© José Tudela de la Orden (1923)Publicado en el número 5 de Cuadernos de Etnología Soriana

En Calatañazor Almanzor perdió el Atambor
"La última campaña de Almanzor contra la España cristiana tuvo lugar a comienzos del verano de 1002, y estuvo dirigida contra el territorio de La Rioja, dependencia del condado de Castilla.Avanzó hasta Canales y alcanzó el Monasterio de San Millán de la Cogolla, que fue saqueado. Al regreso de esta campaña la muerte vino a poner término a su prodigiosa carrera de batallador.Por entonces contaba ya más de sesenta años. El "Amiri", sabía que su fin estaba próximo y multiplicaba su piedad. La leyenda nos dice que, a petición suya, sus hijas cortaron en una pieza de tela, comprada con el producto de sus fincas personales, la mortaja que había de envolver sus restos mortales antes de la inhumación. Se dice que guardaba celosamente, para que le cubriera la tumba, el polvo de los vestidos que usaba cuando hacía la guerra santa.A su regreso a Medinaceli con su ejército, tuvo que hacerse llevar en litera a lo largo de un penoso viaje de dos semanas.Llegado por fin a la plaza fronteriza, expiró, al cabo de algunos días, la noche del 10 al 11 de agosto de 1002 (27 de ramadán 392). (Los datos precedentes son tomados de Ibn al-Jatib).Según Lucas de Tuy (Apend. Dozi Rech. I), el día de la derrota de Almanzor en Calatañazor, "una especie de pescador gritaba con una voz lamentable a orillas del Guadalquivir, ora en caldeo (es decir en árabe), ora en Español: "En Canatanazor/perdió Almanzor/el atambor". Lo que significa: en Calatañazor perdió Almanzor su timbal o su sistro, es decir su alegría. Los bárbaros de Córdoba venían hacia él, pero en cuanto se acercaban, se desvanecía, para reaparecer en seguida en otro lugar repitiendo la misma lamentación"
M. Lévi-Provençal, Historia de España, dirigida por Ramón Menéndez Pidal, 1950

Voluce: El origen de Calatañazor se halla al otro lado de ese estrecho barranco del río Milanos por el que se encuentra la llamada Cuesta del Moro. En el cerro de los Castejones, llamado también Pico del Buitre y Cerro de los Milanos se encuentran los restos de Voluce, que Ptolomeo situaba entre los pelendones y que se cita igualmente en el Itinerario de Antonino como mansión de la vía romana que unía Zaragoza con Astorga, cuyo tramo soriano hasta Uxama describiera Eduardo Saavedra. Las ruinas corresponden a un poblado celtibérico construido en los siglos III-II a.C. y que estuvo habitado hasta comienzos del siglo V de nuestra era, según Blas Taracena. A poco más de un kilómetro al norte de la calzada romana se encuentra lo que queda de la aldea fortificada que fue Voluce: una gran muralla de 160 metros de longitud, 4,5 metros de altura y, que en algunos sitios alcanza los 18 metros de espesor ¡casi nada!.
© Ángel Almazán de Gracia, Por tierras de Soria, La Rioja y Guadalajara.

11 marzo 2009

Soria marzo 2009, penúltima nevada.


Y es que se oye, que dicen los pastores que aún falta una nevada para la luna de Semana Santa. Tengo que deciros que Soria me cautiva, ya sabéis que no soy el único, ni poeta. Presiento que Soria se pone bonita para que la vea, para que la retrate. En este mi reciente viaje me ha recibido como novia vestida de blanco. He disfrutado de ella como nunca había disfrutado. He pisado con cuidado su velo blanco y como el poeta he paseado con mi amada esposa.


Allá, en las tierras altas,
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, entre plomizos cerros
y manchas de raídos encinares,
mi corazón está vagando, en sueños...
¿No ves, Leonor, los álamos del río
con sus ramajes yertos?
Mira el Moncayo azul y blanco; dame
tu mano y paseemos.
Por estos campos de la tierra mía,
bordados de olivares polvorientos,
voy caminando solo,
triste, cansado, pensativo y viejo.
Antonio Machado.

La ermita del Mirón es una construcción barroca sobre una primitiva obra románica, tal vez primoroso templito mirando al Duero sacrificado a unas modas más pomposas. En el interior hay retablos, esculturas y la curiosidad de un San Saturio de cuerpo entero. Tuvo santero y aún se conserva la casa. En mitad de la plaza donde se asienta, una columna sostiene una imagen de San Saturio, alrededor de ella, los pocos agricultores que van quedando y los miembros de la Cofradía de Labradoras de la que es patrona la titular de la ermita, Virgen del Mirón, celebran el día de San Isidro con subastas de animales.

Por los alrededores de ella podía verse, principado el siglo XX, a un Antonio Machado compungido, paseando en carrito de ruedas a su esposa Leonor, enferma, buscando "un milagro de la primavera" para la enfermedad contraída en Francia durante el tiempo que permanecieron allí después de casados.
Pese a los cuidados Leonor se encuentra cada vez más cansada. Antonio Machado hace construir un cochecito de inválido para su mujer para que empujando de el todos los días, pueda ayudarse del aire puro de Soria y así se pueda recuperar. Todos los días se les ve a los dos en el paseo del Mirón hacia la Ermita, en una imagen definida, por muchos , como de una enorme tristeza y patetismo.
El párroco que les veía en esos días decía que al llegar a la ermita Antonio dejaba sentada a Leonor junto a las tapias de esta para que pudiera recibir más el sol. Mientras Antonio se excusaba para ir a mirar el paisaje que se ve desde la explanada posterior. En realidad aprovechaba estos momentos para llorar en silencio, el irremediable fin en la vida de Leonor.

08 marzo 2009

La matanza tradicional soriana.

Si en esta vida puedo presumir de ciertas cosas, una de ellas es el haber vivido, en su pureza, el rito de la matanza tradicional. Rito ancestral que cada año se sucedía en los fríos y crudos días del invierno soriano.


Un ajetreo previo de las mujeres y hombres de mi pueblo, de mi familia, para preparar los útiles e ingredientes necesarios para la mantaza suponía el afilado de los cuchillos, limpiar las artesas, tarrinas, el gamellón... anuncia el comienzo del rito. Por la noche se picaba la cebolla, y hasta el abuelo parecía una plañidera junto a todas las mujeres de la casa. Este que hacer, como otros tantos, siempre en familia y al calor de la lumbre en torno al gran hogar de la cocina. La cebolla y el arroz, junto con la sangre del cochino, serán los ingredientes para hacer unas sabrosas morcillas y morcones.


Amanece y el gallo, más “socarrón” que nunca, canta con alboroto el alumbrar del día de autos. El ambiente festivo es delatado por el corretear de los chicos por las calles. Hoy es fiesta, es día de matanza y no hay escuela. Los hombres reunidos en el portal de la abuela toman un copa de anís del mono y unas rosquillas. Coger fuerzas y calentar el cuerpo antes de entrar en faena es parte del rito que el canto del gallo nos ha anunciado.
Arreado por la vara se saca al cerdo de la cochinera y calle arriba se le dirige hacia el corralillo, donde a modo de catafalco, está dispuesto el gamellón, “ara” del sacrificio. Se acelera el gruñido del pobre animal, en ayunas desde el día anterior, que durante todo el año ha sido engordado con esmero y con “premeditación y alevosía”.

El matarife dispone en su manos un afilado cuchillo y un gancho de hierro con el que asirá a la victima. Con la ayudas de familiares y vecinos, hace falta mucha fuerza para tumbar a estos animales de más de cien kilogramos, se recosta al cerdo sobre el gamellón.

El matarife sujeta el gancho en su pierna y haciendo la señal de la cruz introduce el afilado y mortal cuchillo en el cuello del animal provocando un torrente de sangre que se vierte sobre la tarriza de barro. La abuela o la madre con la ayuda de un huso da vueltas, sin parar y en el mismo sentido, a la sangra vertida. El pobre animal muere rápidamente y sin enterarse gracias al rápido y certero golpe de cuchillo del matador experimentado.

Tendido en el suelo sobre una cama de paja y envuelto por más paja de centeno y algunos vencejos guardados para la ocasión, se prende fuego para chamuscar el pelo del animal y conseguir dejar limpia su piel para, en su momento, conseguir unos sabrosones torreznos.



A continuación con ayuda de agua caliente, piedras de toba, trozos de teja, cuchillos y rascadores se termina de limpiar la piel del animal. Pero... alto... en este quehacer se ha producido la primera mutación del pobre animal... los chicos le hemos cortado el rabo, bien asadito, siendo los primeros en saborear el generoso bien de la madre naturaleza.


Una vez limpio se le producen las primeras incisiones en el vientre del animal, con el fin de prepararlo para ser colgado con una soga a la argollas de la viga de madera que cruza el portal de la casa.

Con la ayuda de todos se iza el cochino, se le abre el vientre para sacar su entresijos y dejar al oreo, unas veinticuatro horas, todo el animal abierto en canal. En este proceso se ha tomado muestra de las asaduras para ir rápidamente al veterinario de la comarca quien hará un análisis en prevención de una posible enfermedad de la triquinosis. (Hecho que podía suceder en esa época debido al posible contacto de las ratas con la comida de los cerdos).

Mientras volvía el emisario con los resultados de la inspección, las mujeres con sus baldes a la cabeza, han bajado al arroyo para lavar las tripas del cochino, con las cuales se harán esta noche las morcillas. Labor muy dura por las condiciones climáticas del duro invierno, e incluso tenía que romper el hielo del remanso del arroyo en que se ponían a lavar. También, dadas las características de esta parte del cerdo, el olor no era muy agradable de soportar. Todo esta en orden y el animal sano. Se procede a cocinar las “menudeces” para el primer banquete familiar y vecinal. El vino en porrón corre de mano en mano y hasta el señor cura se deja notar en la fiesta. La alegría se desborda entre los comensales y en la bendición previa se ha dado gracias por estos alimentos, que aseguran el sustento de todo el año.


La matanza que hace tiempo yo viví con la alegría e ilusión de un chico de pueblo, la he vuelto a revivir en las celebraciones que ofrece el Hotel Virrey Palafox, en el Burgo de Osma, Ciudad de Osma, (Soria). Doy las gracias, a mis amigos Javier Liceras, Santiago Bartolomé y Adela Arranz, que han sido mi acreditación, a los organizadores del acto por su disponibilidad y ayuda para permitirme hacer fotografía. Armando, José Ángel, José, Mario y Félix han realizado una matanza del cerdo tal como se hacía tradicionalmente en tantos pueblos de España.

“La idea de la creación de unas Jornadas Gastronómicas de la Matanza surge en el año 1.974 cuando el Restaurante Virrey Palafox convoca un concurso de cocina sobre platos típicos sorianos.
Es entonces cuando Gil Martínez Soto se percata de que corresponden a recetas en las que el cerdo es el principal protagonista. Un año después, con la ayuda de Miguel Moreno, Cronista de Soria, y una empresa familiar en la que cada miembro del clan Martínez Soto tiene un papel definido, pone en marcha en febrero de 1.975 la primera edición de las Jornadas.
En ellas se pretende rescatar un acontecimiento que cada otoño se convertía en fiesta familiar y reunía en torno a la mesa a los miembros de una misma estirpe. La matanza en la sociedad tradicional era algo más que un sacrificio; era la despensa, el rito, la ocasión para volver a ver a los seres queridos... Sin embargo el abandono progresivo de las zonas rurales y la imposición de métodos más asépticos a la hora de sacrificar las reses, entre otras causas, hicieron que la matanza tradicional fuese desapareciendo de los pueblos de Castilla y León y de otras Comunidades.”


Vocabulario:

Artesa: Vacía grande prolongada, la cual es hecha de un madero cavado o con tablas, y sirve para diferentes usos; y porque el principal es amasar en ella el pan, tomó el nombre de Artos, griego, que significa Pan. (Diccionario de Autoridades). 2) Además de para amasar el pan, es utilizada también para echar en sal los productos de la matanza.
Balde: Recipiente de zinc, en forma y tamaño parecidos a los del cubo.
Gamellón: Recipiente donde se da de comer o beber a los animales. Hecho del tronco de un árbol también se utilizaba para matar al cerdo sobre el y a pelarlo en su interior el día de la matanza.
Tarriza: La tarriza es el recipiente de barro cocido, redondo, más ancho por el borde que por el fondo. En la matanza se utiliza entre otros menesteres para recoger la sangra de cochino.
Toba: Piedra, concreción caliza muy porosa formada al depositarse la cal que llevan las aguas de algunos manantiales en los sitios por donde pasan. (María Moliner).
Vencejo: Paja larga normalmente de centeno, con la que se ataban los fajos de trigo, cebada, avena o el propio centeno. Se utilizaban una vez desatados los fajos o haces para chamuscar el cochino y para rellenar los jergones y poder dormir en la cama. (Narcisa Cabrerizo y Ezequiel Heras, Rejas de San Esteban, enviada por Mª Isabel Heras).

Manuel Arribas
La matanza tradicional soriana.
Hotel Vierrey Palafox.
Burgo de Osma (Soria)
Marzo de 2009.

01 marzo 2009

Los Sitios de Zaragoza (Recreación Histórica)

La I Recreación Histórica de Los Sitios de Zaragoza,
(fotos) en la que se han escenificado distintas batallas y la capitulación de los aragoneses en los lugares que fueron protagonistas hace 200 años terminó en el Palacio de la Aljafería.

En la recreación han participado unas 350 personas entre franceses, polacos y españoles. Estos últimos procedían de diferentes puntos de la geografía del país, como "País Vasco, Móstoles, Valencia, Murcia y Castilla-León". Los 45 polacos que acudieron para dar vida a su regimiento, llegaron a Zaragoza tras un viaje en autobús de tres días.


Los campesinos, trabajadores de los gremios y jornaleros que estaban inquietos desde hacía unos meses, comenzaban a movilizarse poniendo pasquines en contra de la presencia francesa. Dirigían el movimiento líderes "naturales", labradores medianos que gozaban de prestigio entre los demás. El 6 de mayo comienzan a conocerse los acontecimiento madrileños del día 2 y se aceleran los preparativos. El historiador francés Daudebard de Férussac dice que todo el pueblo zaragozano se puso en movimiento, los grupos se juntaban en las plazas públicas, se hablaba con una libertad desconocida hasta ahora y se ponían carteles sediciosos contra las autoridades. Todo estaba dispuesto para el estallido pero carecían de una cabeza. Buscaron durante días una persona de prestigio, noble o militar, que les dirigiera en su insurrección, pero todos los consultados rehusaron excusándose, Palafox seguía escondido. Todo parece indicar que no era ésta su revolución.
El motín popular estalló el día 24 de mayo: las noticias de la salida de los príncipes hacia Bayona y la nueva renuncia que hacía Fernando VII en favor de su padre fue suficiente. Algunos de los decididos se colocaron la escarapela roja en el sombrero y se dirigieron a la residencia del capitán general para exigirle armas. Ante la negativa de éste se lo llevaron al castillo de La Aljafería donde le dejaron encerrado apoderándose de unos 25.000 fusiles, de los que se distribuyeron inmediatamente 5.000, y algunos cañones. Durante todo el día, carentes de dirección, los ciudadanos armados de Zaragoza se dedicaron a esperar. Mientras, se reunía la Real Audiencia presidida por el sustituto de Guillelmi, el general Mori, sin vislumbrar una salida al conflicto. En medio de la espera, alguién recordó a Palafox, y el conocido como "tío Jorge", acompañado por otros hombres armados, fue en su busca. Palafox relata en sus Memorias que cuando vio llegar gente armada a La Alfranca, creyó que eran fuerzas mandadas por el capitán general para detenerle. Los recién llegados le invitaron a acompañarles a Zaragoza para ser nombrado capitán general y ponerse al frente de la insurrección. Palafox, como habían hecho otros, rehusó en un principio pero, al fin, ante su insistencia, fue con ellos a Zaragoza donde fue recibido en medio de aclamaciones.
La Junta de Defensa, convocada secretamente, presidida por el Regente de la Audiencia, Pedro María Ric, e integrada por tan sólo ocho de sus treinta y cuatro miembros, salió al caer la tarde por la Puerta del Angel, escoltada por fuerzas francesas, para alcanzar la Aljafería y, desde allí, trasladarse a Casablanca, donde estaba asentado el Estado Mayor del mariscal Lannes, duque de Montebello. El vencedor, tras recriminar a los representantes de la ciudad por su resistencia y actitud beligerante a los dictados del rey José I y del emperador Napoléon, exigió la inmediata puesta en libertad del depuesto Capitán General Guillemi y del conde de Fuentes —servidor del monarca intruso, quien permanecía detenido desde las jornadas anteriores al primer sitio—, recluidos en el castillo de la Aljafería. Después, hizo firmar a los presentes el documento de capitulación —que habría de ser ratificado después por todos los miembros de la Junta, obligándose, incluso, al moribundo Palafox a hacerlo a punta de pistola—, en el que tras declarar que siempre había sido intención del mariscal Lannes salvar la ciudad —auténtico sarcasmo vertido sobre la sombra de tanta sangre, destrucción y muerte—, acordaba un perdón general del Rey y del Emperador para quienes cumpliesen las condiciones fijadas en los once puntos siguientes:
«Artículo 1º: La guarnición de Zaragoza saldrá mañana 21, al mediodía, por la puerta del Portillo con sus armas, y las depositará a cien pasos de dicha puerta.
«Artículo 2º: Todos los oficiales y soldados de las tropas españolas prestarán juramento de fidelidad a Su Majestad Católica el Rey José Napoleón I.
«Artículo 3º: Todos los oficiales y soldados españoles que hubieran prestado juramento de fidelidad, quedarán libres de entrar al servicio de Su Majestad Católica.
«Artículo 4º: Los que de entre ellos no quisieran entrar al servicio, quedarán como prisioneros de guerra a Francia.
«Artículo 5º: Todos los habitantes de Zaragoza y los extranjeros que en ella se encuentren, serán desarmados por los Alcaldes, y las armas depositadas en la puerta del Portillo el día 21 a mediodía.
«Artículo 6º: Las personas y las propiedades serán respetadas por las tropas de Su Majestad el Emperador y Rey.
«Artículo 7º: La religión y sus ministros serán respetados. Se colocarán guardias en las puertas de los principales edificios.
«Artículo 8º: Las tropas francesas ocuparán mañana a mediodía todas las puertas de la ciudad, el castillo y el Coso.
«Artículo 9º: Toda la artillería y las municiones de toda especie se entregarán a las tropas de Su Majestad el Emperador y Rey mañana a mediodía.
«Artículo 10º: Todas las cajas militares y civiles se pondrán a disposición de Su Majestad Católica.
«Artículo 11º: Todas las administraciones civiles y toda clase de empleados, prestarán juramento de fidelidad a Su Majestad Católica. La Justicia será la misma y se rendirá en nombre de Su Majestad Católica el Rey José Napoleón I».

Algunas horas después y de nuevo en la ciudad, todos los miembros de la Junta de Defensa, con la excepción de Pedro Miguel Goicoechea, ratificaron el acta de capitulación, se informó al moribundo Palafox de lo acordado y se refugiaron en la Aljafería mientras en Zaragoza hervían las manifestaciones contrarias a la entrega de una ciudad destruida e insalubre, sembrada por más de seis mil cadáveres e iluminada por los incendios. El propio general Léjeune, testigo excepcional de aquellos meses, describe la salida humillante de los defensores vencidos en la mañana del día 21: «La columna española salió ordenadamente con sus banderas y armas. Nunca pudo nuestra vista contemplar un espectáculo más triste y conmovedor. Trece mil hombres enfermos con el germen del contagio en su sangre, enflaquecidos horriblemente, de barba negra, larga y descuidada, con fuerza apenas para sostener sus armas, se arrastraban lentamente al sonido del tambor. Sus trajes sucios y en desorden, bosquejaban un cuadro de la más espantosa miseria. Un sentimiento de arrogancia y orgullo indefinibles aparecía en los rasgos de sus semblantes lívidos, ennegrecidos por el humo de la pólvora y sombríos por la cólera y la tristeza... En el momento en que estos bravos depusieron sus armas y entregaron sus banderas veíaseles presa de un violento sentimiento de desesperación. Sus ojos chispeaban de cólera».

Los vencedores no fueron generosos, ni siquiera estrictos con los términos de la capitulación que habían impuesto. El saqueo del tesoro del Pilar fue el preludio de una feroz represalia que, selectiva y minuciosamente preparada, empañó la victoria. Los nombres de los eclesiásticos Boggiero, Sas y Consolación son solo la vanguardia de los dos centenares largos que fueron exterminados camino de Alagón, cuando con el enorme contingente de militares que no habían querido prestar juramento de fidelidad al rey intruso, eran conducidos a Francia. La piedad del vencedor tampoco fue estimulada ante la imagen de Palafox, quien en el lecho en el que se adivinaba la proximidad de la muerte, fue obligado trasladarse a Casablanca con objeto de firmar el texto de la capitulación, humillándose ante el mariscal Lannes. Es más, habiéndose agravado su estado hasta el punto de recibir la Extrema Unción el día 24 de febrero, fue desarmado y convertido en preso de estado, que no de guerra, de acuerdo con las órdenes precisas de Napoleón en tal sentido, que incluían su traslado a Francia, siendo recluido en el castillo de Vicennes bajo el nombre supuesto de Pedro Mendoza, para borrar todo rastro de su persona. Mientras tanto, los 12.000 prisioneros llevados a Francia, de los que morían diariamente a consecuencia de su estado y de las penalidades de la marcha de 300 a 400, merecían de Napoleón la consideración que puede extraerse de sus palabras sacadas de unas instrucciones dadas al ministro de la guerra el 6 de marzo de 1809: «Recomendaréis un régimen severo y que se tomen medidas para hacer trabajar a estos individuos de buen grado o por la fuerza. Son en su mayoría fanáticos que no merecen ninguna consideración»