28 febrero 2009

La laguna de Gallocanta

La laguna de Gallocanta se encuentra en medio del Sistema Ibérico, en una planicie a 1.000 metros de altura sobre el nivel del mar.Se trata de una gran depresión de tipo endorreico-estepario que empezó a formarse a finales de la Era Terciaria (hace unos 2 millones de años), y siguió desarrollándose durante toda la Era Cuaternaria.

Del complejo lagunar que existía en toda la cuenca, hoy quedan diversas áreas activas entre las que podemos destacar, la laguna de Gallocanta y de la Zaida, la laguna de Guialguerrero y dos lagunicas en Santed, una dulce y otra salada.La laguna de Gallocanta tiene un área de 14,4 km², con una anchura máxima de 2,8 km por 7,7 km de largo. Con una capacidad máxima de 5 hm³, la profundidad de sus aguas suele ser de 45-50 cm, aunque en época de aguas altas puede llegar hasta los 2 m.

La laguna de Gallocanta es un humedal único en España debido a su riqueza biológica y a su capacidad para albergar gran cantidad de aves.Su localización estratégica hace que cada año distintas especies de aves acuáticas como patos buceadores y fochas utilicen la laguna como punto de invernada, como localidad de paso o se establezcan para la cría.

Pero no sólo eso, cada año la laguna de Gallocanta se convierte en un punto estratégico para las grandes concentraciones de grullas que emigran en invierno hacia latitudes más cálidas. Situación favorecida por la disponibilidad de hábitat y por los recursos alimenticios que este humedal brinda a sus huéspedes zancudos y que ha convertido a la laguna de Gallocanta en el enclave español más importante para la grulla común.En 1987 la laguna de Gallocanta fue declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y desde 1994 aparece en el listado de humedales de importancia internacional.

La diversidad vegetal de Gallocanta favorece una impresionante variedad faunística, siendo las aves el grupo más llamativo. No obstante, sólo de vertebrados se han inventariado en la cuenca de Gallocanta 258 especies.La especie más emblemática de Gallocanta es la grulla (Grus grus) ya que decenas de miles de estas aves recalan en la laguna durante unas pocas semanas en sus viajes migratorios entre el norte de Europa y los encinares extremeños y andaluces. Esto sucede en dos épocas bien determinadas, hacia el mes de noviembre, en la migración hacia el sur, y a finales de febrero en el viaje prenupcial hacia el norte. La concentración de estas aves ocasiona daños en los sembrados, lo que genera críticas de los agricultores. Durante los días que los bandos de grullas permanecen en la comarca, su puntual llegada masiva a la laguna, al anochecer, constituye uno de los más impresionantes espectáculos sonoros y visuales de la naturaleza.

Un grupo de aves muy importante en la laguna es el de los patos buceadores como los porrones comunes (Aythya ferina) y los patos colorados (Netta rufina) que encuentran su alimento en las praderas acuáticas de las aguas libres. En los buenos años miles de estos ánades se concentran en Gallocanta, junto con patos de superficie como ánades silbones (Anas strepera), ánades reales (Anas platyrhynchos) y patos cuchara (Anas clypeata).Otro grupo de aves que se encuentran en Gallocanta en gran número son los limícolas (chorlitos, zarapitos, archibebes), aves que se alimentan en las playas de la laguna o crían en los prados de sus orillas. Por último no hay que olvidar la presencia de aves esteparias en el entorno de la laguna, destacando entre éstas a la escasísima y esquiva avutarda (Otis tarda), que encuentra aquí uno de sus últimos refugios.

Fuentes:
http://www.gallocanta.org/
http://cicic.unizar.es/Daroca/es/naturaleza/Gallocanta.htm

27 febrero 2009

La máquina II

Después de haber visitado el blog de mi amigo Luis Calle, he decidido “copiarle” y buscar en mi archivo una máquina similar a las suyas. El invento de estas máquinas hace que los procesos modelativos (por no decir agresivos, ya que en muchos caso así lo son) sobre la corteza terrestre sean de una importancia y rapidez descomunales. Carreteras, túneles, planicies donde antes había valles y viceversa ... un sin fin de ejecuciones que a la fuerza directa del hombre le costaría toda una “eternidad”. Esto me recuerda cuando, unos años atrás por mi querida tierra soriana se construían las primeras “carreteras” (lo que hoy es una pista forestal, caja rellena con piedra picada y manto de tierra para cubrirla). No había más máquina que la fuerza del hombre aplicada a una maza de hierro para golpear una y otra vez, al ritmo de pasos cortos, avanzando por un camino sin final. Los picapedreros.
No puedo calcular las consecuencias que produciría el que en estos momentos desparecieran estos mastodontes de hierro... pero una cosas estoy seguro, el paro desaparecía en dos días y con el los “cagaprisas” que quieren tener todo “ipso facto".

25 febrero 2009

Buscando un mundo mejor....

Queridos amigos y amigas, apelo a vuestras plumas para poner texto a esta imagen.... espero me podáis complacer con vuestras palabras, con vuestros renglones rectos.


Sólo desde un reino que no fuese de este mundo podríamos ver a la tierra como un raro sol que ya no alumbra; y a los troncos secos del fin del invierno, como sus propios rayos,exiliados y secos, intentando rozarla.
Olga Bernad

Deja que mis manos recorran tu cuerpo,y se fundan con tu piel,deja que sienta toda tu calidez,quiero temblar al sentir tu piel,quiero acariciarte aunque no pueda ver,deja que te sienta como mi segunda piel... deja que mis manos recorran toda tu piel,deja que te bese hasta el amanecer. Se trata de un fragmento de un poema de Brujarosa que creo le viene al pelo a tu preciosa fotografía.
A intervalos

El mundo. Nuestro Mundo. Ese espacio nuestro que nos enseña a vivir como queriendo atrapar la luna. Esa luna que nos llama, que nos mima. La misma luna que da luz a mi interior, a la vida. Luna, ven conmigo, a mi lado. Juntos sentiremos las dulces mareas entre las olas del alma.
Andrés Rite Pérez

Un mundo donde lo imposible sea posible...!!!
David Puente

21 febrero 2009

Bodegón. La huerta del abuelo.

Comer sano, comer natural es salud. Quien haya vivido o viva en un entorno rural sabe lo importante que es el huerto familiar para la alimentación diaria. Mis abuelos tenían huerto, mi padre se entretiene en la actualidad con un pequeño huerto de mi hermana. En los huertos todo está organizado: las lechugas, los tomates, las judías, las cebollas, los ajos, las coles o berzas... Hay hortalizas que coinciden en el tiempo y otras dejan paso a las siguientes. Nunca faltan productos frescos que llevar a casa. Son los duros meses de invierno cuando el huerto está mas triste. De esto quien mejor nos pude ilustrar es el amigo Santiago Bartolomé, hombre culto y sabio en las cosas del campo.
Cuando voy al supermercado me da mucha rabia no encontrar productos frescos y sabrosos como los del huerto. Lo tomates, por ejemplo, no saben a nada... ¿Este es el precio de los tiempos modernos? Os dejo, que tengo que llamar a mi Padre para saber si me ha traído algo del huerto.

Por cierto, espero os guste el bodegón. Es un ejercicio del curso de fotografía publicitaria (bodegones) que como sabéis estoy realizando.

19 febrero 2009

20.000 gracias...

... se corresponden a 20.000 visitas. Es para mi una satisfacción que constante y periódicamente paséis por mi casa.

Saber que mis fotografías y mis cortos relatos son por unos momentos centro de vuestra atención, hacen y harán que siga trabajando para que en vuestra próxima vista os pueda ofrecer el momento justo que mi retina halla captado. He dispuesto una pequeña mesa con unas sillas para que os sintáis más cómodos y me contéis vuestras impresiones con sosiego. Me gusta vuestra presencia y más cuando deja huella en forma de comentario. Espero que ahora que somos más amigos seáis más perseverantes y generosos en las visitas. Gracias y un fuerte abrazo, sin vosotros no hay razón de ser.

De Caballeros andantes.

Aprovechamos que la fiesta de Teruel en las Bodas de Isabel de Segura nos ofreció, para nuestro deleite, una magnífica recreación de un torneo medieval, e invocamos a don Quijote que caballeros es el más docto.

Qué poco sabes, Sancho —respondió don Quijote—, de achaque de caballería! Calla y ten paciencia, que día vendrá donde veas por vista de ojos cuán honrosa cosa es andar en este ejercicio. Si no, dime: ¿qué mayor contento puede haber en el mundo o qué gusto puede igualarse al de vencer una batalla y al de triunfar de su enemigo? Ninguno, sin duda alguna.
Así debe de ser —respondió Sancho—, puesto que yo no lo sé; solo sé que, después que somos caballeros andantes , o vuestra merced lo es (que yo no hay para qué me cuente en tan honroso número), jamás hemos vencido batalla alguna, si no fue la del vizcaíno, y aun de aquella salió vuestra merced con media oreja y media celada menos; que después acá todo ha sido palos y más palos, puñadas y más puñadas, llevando yo de ventaja el manteamiento, y haberme sucedido por personas encantadas, de quien no puedo vengarme para saber hasta dónde llega el gusto del vencimiento del enemigo, como vuestra merced dice.

Ver más fotografías >>>aquí<<<

***
—Este es el día, ¡oh Sancho!, en el cual se ha de ver el bien que me tiene guardado mi suerte; este es el día, digo, en que se ha de mostrar, tanto como en otro alguno, el valor de mi brazo, y en el que tengo de hacer obras que queden escritas en el libro de la fama por todos los venideros siglos. ¿Ves aquella polvareda que allí se levanta, Sancho? Pues toda es cuajada de un copiosísimo ejército que de diversas e innumerables gentes por allí viene marchando.

****
—Aquel caballero que allí ves de las armas jaldes , que trae en el escudo un león coronado, rendido a los pies de una doncella, es el valeroso Laurcalco, señor de la Puente de Plata; el otro de las armas de las flores de oro, que trae en el escudo tres coronas de plata en campo azul, es el temido Micocolembo, gran duque de Quirocia; el otro de los miembros giganteos, que está a su derecha mano, es el nunca medroso Brandabarbarán de Boliche, señor de las tres Arabias , que viene armado de aquel cuero de serpiente y tiene por escudo una puerta, que según es fama es una de las del templo que derribó Sansón cuando con su muerte se vengó de sus enemigos. Pero vuelve los ojos a estotra parte y verás delante y en la frente destotro ejército al siempre vencedor y jamás vencido Timonel de Carcajona, príncipe de la Nueva Vizcaya, que viene armado con las armas partidas a cuarteles, azules, verdes, blancas y amarillas, y trae en el escudo un gato de oro en campo leonado, con una letra que dice «Miau», que es el principio del nombre de su dama, que, según se dice, es la sin par Miulina, hija del duque Alfeñiquén del Algarbe; el otro que carga y oprime los lomos de aquella poderosa alfana, que trae las armas como nieve blancas y el escudo blanco y sin empresa alguna, es un caballero novel, de nación francés, llamado Pierres Papín, señor de las baronías de Utrique; el otro que bate las ijadas con los herrados carcaños a aquella pintada y ligera cebra y trae las armas de los veros azules, es el poderoso duque de Nerbia, Espartafilardo del Bosque , que trae por empresa en el escudo una esparraguera, con una letra en castellano que dice así: «Rastrea mi suerte».

***
Volvió a mirarlo don Quijote y vio que así era la verdad y, alegrándose sobremanera, pensó sin duda alguna que eran dos ejércitos que venían a embestirse y a encontrarse en mitad de aquella espaciosa llanura. Porque tenía a todas horas y momentos llena la fantasía de aquellas batallas, encantamentos, sucesos, desatinos, amores, desafíos, que en los libros de caballerías se cuentan, y todo cuanto hablaba, pensaba o hacía era encaminado a cosas semejantes. Y la polvareda que había visto la levantaban dos grandes manadas de ovejas y carneros que por aquel mesmo camino de dos diferentes partes venían, las cuales, con el polvo, no se echaron de ver hasta que llegaron cerca. Y con tanto ahínco afirmaba don Quijote que eran ejércitos, que Sancho lo vino a creer y a decirle:

Señor, pues ¿qué hemos de hacer nosotros?

—¿Qué? —dijo don Quijote—. Favorecer y ayudar a los menesterosos y desvalidos. Y has de saber, Sancho, que este que viene por nuestra frente le conduce y guía el grande emperador Alifanfarón, señor de la grande isla Trapobana; este otro que a mis espaldas marcha es el de su enemigo, el rey de los garamantas, Pentapolín del Arremangado Brazo, porque siempre entra en las batallas con el brazo derecho desnudo.

Pues ¿por qué se quieren tan mal estos dos señores? —preguntó Sancho.

—Quiérense mal —respondió don Quijote— porque este Alifanfarón es un furibundo pagano y está enamorado de la hija de Pentapolín, que es una muy fermosa y además agraciada señora, y es cristiana, y su padre no se la quiere entregar al rey pagano, si no deja primero la ley de su falso profeta Mahoma y se vuelve a la suya.

*****
Estaba Sancho Panza colgado de sus palabras, sin hablar ninguna, y de cuando en cuando volvía la cabeza a ver si veía los caballeros y gigantes que su amo nombraba; y como no descubría a ninguno, le dijo:

—Señor, encomiendo al diablo hombre, ni gigante, ni caballero de cuantos vuestra merced dice parece por todo esto. A lo menos, yo no los veo. Quizá todo debe ser encantamento, como las fantasmas de anoche.
—No oigo otra cosa —respondió Sancho— sino muchos balidos de ovejas y carneros.

(Don Quijote de la Mancha, del Capítulo XVIII)

Ver más fotografías >>>aquí<<<

15 febrero 2009

Bodas de Isabel de Segura. Teruel, s. XIII.

Los amantes de Teruel historia y leyenda.

Se va liar parda. El grito salió de la garganta de uno de los nobles caballeros antes de comenzar la recreación del sitio de Albarracín. (Acto de entre los innumerables que se han celebrado durantes las fiestas de las bodas de Isabel de Segura., en Teruel). En 1220 se produce el sitio de Albarracín por parte de las tropas reales, al dar acogida Azagra a un perseguido por el rey. Don Rodrigo de Lizana, amigo de Azagra, prendió ilegalmente a don Lope de Albero llevándolo preso a su castillo de Lizana. Un yerno y su hermano llevaron el asunto al rey, el cual falló en contra de Lizana, el cual, tras el ataque del rey para liberar a Lope, se refugió en Albarracín. En junio de 1220 don Jaime sitió Albarracín, dado que Azagra se negó a entregar al fugitivo D. Rodrigo de Lizana. El sitio fue un fracaso y el 12 de agosto el rey está ya en Teruel.

Estamos en los tumultuosos primeros compases del siglo XIII. Eran tiempos de una Península desmembrada en reino. Por un lado Aragón, Castilla, Cataluña y Navarra. En pleno momento de conquista árabe, donde las ciudades eran fueros mandados por alcaldes, los nobles y regios de las comarcas tenían poder absoluto sobre su burgo. Momentos de apogeo del cristianismo y de febril fe, que acababa de recuperarse tras los miedos milenaristas del fin del mundo que no llegó en el año mil.

Don Martín de Marcilla, ex-juez de Teruel, casado con Doña Constanza Peréz de Pizón. Estos tenían tres hijos: Sancho, Diego y Pedro Martínez de Marcilla. Era una familia noble que había apoyado siempre al reino de Aragón por lo que logró distinciones del propio Rey de la época. En 1208, don Pedro II de Aragón les distinguió con una donación y una serie de privilegios en tierras. Pero la hambruna de la época, las epidemias y otras catástrofes hicieron venir las riquezas de la familia a menos.
Al parecer ella habría sido hija también de otro noble e importante, vecino de los Marcilla, Don Pedro de Segura y posiblemente se había llamado Isabel. Ambos amantes muertos en extrañas circunstancias habían sido vecinos y posiblemente jugado de niños en las tierras que unían las haciendas de los Marcilla y Segura. Habían nacido en nobles cunas y eran gente preparada culturalmente en la educación de la época. Ambos se enamoraron y Diego (aunque el populacho le daba el nombre de Juan y negaba que fuera Marcilla) pidió la mano de Isabel, pero su padre no estaba dispuesto a entregar a su hija con un segundón, que no heredaría nada y hay empezaron los problemas, pero el padre le dio una oportunidad al joven, si lograba hacer fortuna su hija seria suya. Tras la promesa de no comprometerla con nadie en cinco años, el joven salió de Teruel uniéndose a la Santa Cruzada cuya bula había sido dispensada por el Papa Celestino III en 1212. Don Diego se hizo del ejército del Rey de Aragón que se había unido al de Castilla en la lucha contra el emperador almohade.Demostró ser un caballero digno de la Guerra Santa, conoció de cerca la muerte y saqueó como todos enriqueciéndose con las contiendas. En la batalla más dura de Zaragoza viendo perdida la fortuna de su saqueo y optando por conseguir su propósito montó un corcel y salió a galope tras Miramammolín. Se fue persiguiendo por el camino de Jaén al Sultán mismo y en su carrera se le vio por el camino de Vilches. Esa fue la última vez que se supo de él. Isabel sabía de las batallas y cuando acabaron lo esperó, pero no volvía Don Diego. Su padre creyendo muerto al joven la obligó a contraer matrimonio (cuatro años después de irse Diego). Isabel aceptó a darle gusto al padre pero sólo si éste esperaba a que se cumplieran los cinco años de la promesa. Cumplidos ese día se casó. Corre el año 1.217. El mismo día que cumple el plazo, Diego regresa a Teruel victorioso y rico y aún en celebraciones de casamiento. Se reunieron en una alcoba donde nadie sabe que pasó pero él terminó muerto, tras pedirle un último beso que ella le negó. No se sabe si suicidado o de infarto. En flamante marido de Isabel no quiso problemas y dejó el cadáver ante las puertas de los Marcilla. Ella guardó el secreto.Fue al entierro de su amado sin ser vista y antes de él ser enterrado se acercó a posarle un beso en los labios, el último pues quedó desmayada y luego muerta sobre Diego, de forma misteriosa, sin violencia, sin saber que era lo que la mató. Las mujeres murmuraban, los hombres no entendían, los intelectuales y nobles pensaban motivos razonables de aquel suceso. ¿Qué les había matado ?. Nadie encontró explicación. Ni tampoco se conoce quién mando construirle a ella una tumba junto a él para que en la otra vida gozaran de la unión que en esta se les negó...

La tradición asegura que murieron de amor, por eso fueron enterrados juntos, y juntos han permanecido hasta hoy.

13 febrero 2009

Lección magistral. Bodegones.

En estos días ando “enfrascado” en un curso muy importante sobre la técnica y práctica de fotografía publicitaria y comercial, que todos conocemos como “bodegones”. Nuestro profesor es don Pedro J. Fatás fotógrafo zaragozano especializado, principalmente, en fotografía publicitaria. Su gran experiencia, maestría y dominio de este tipo o modo de hacer fotografía, hacen de sus clases esencia concentrada del buen hacer. Pedro es el profesor que deja hacer para que aprendamos de nuestros desconocimientos, lo que aprovecha para darlos una lección seguida. Ver como compone la escena, dispone la luz y engaña al ojo de la cámara y del espectador con un sin fin de recursos, es un disfrute para el ama hacer fotografía.
Vamos tomando nota y hacemos lo que podemos por desarrollar las lecciones de cada día. Este es un bodegón construido con frascos sobre espejo y agua salpicada sobre la escena. Espero os guste. Nosotros seguimos aprendiendo.

12 febrero 2009

Hacer leña del árbol caído.

La leña se utiliza para hacer fuego. Con el fuego se calienta el pastor que cuida de su rebaño en los crudos días de invierno. Con la leña se hace la lumbre en el hogar para calentar el puchero, para freír el huevo, para contar historias a su calor, “al calor de la lumbre”, en las veladas de las largas noches de invierno. La leña se recoge en el monte; en el monte hay árboles caídos. A los árboles caídos es fácil hacerlos leña.
Cuando una persona cae por su desgracia o por que se la trastabilla, que fácilmente la convertimos en leña, nos valemos de su desdicha e indefensión y avivamos falsos fuegos que sólo calientan diabólicas ponzoñas que cristalizan el alma caída. “Prohibido hacer leña del árbol caído”.

11 febrero 2009

El poeta y la muerte

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
¿Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque? yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

Del poema deAntonio Machado
El crimen fue en Granada
a Federico García Lorca

08 febrero 2009

La poda.


Podar es el proceso de recortar un árbol o arbusto. Hecho con cuidado y correctamente, la poda puede incrementar el rendimiento del fruto. Es una práctica agrícola común.
La poda ha de realizarse con la llegada del frío y el invierno. La herramienta más útil es una tijera de podar. Tiene una hoja de corte y otra sin filo y con forma de gancho para buscar el apoyo. En la poda de la parra se recomienda se corten los tallos del año pasado dejando en ellos 2 yemas (nudos) contadas desde su inserción.
Yo tengo dos parras y como veis las he estado podando. Mis parras producen uva de la variedad “moscatel” (ver).

07 febrero 2009

El acebo.

Ilex aquifolium. El acebo es un arbusto o como mucho un pequeño árbol de unos 6 ó 7 metros de altura con tronco recto, porte piramidal, que se ramifica desde la base y que puede llegar a vivir 500 años, aunque normalmente no llega a los 100.

Tiene la corteza lisa durante toda su vida. Al principio es de un color verdoso y a partir del segundo o tercer año va tomando un tono gris oscuro definitivo. Sus hojas son persistentes, simples, pecioladas, alternas, con forma ovalada y, como cualidad más característica, con un borde fuertemente espinoso en los ejemplares jóvenes y en las ramas más bajas en los adultos, careciendo de espinas las hojas de las ramas superiores. Es planta dioica y en los ejemplares masculinos, las flores aparecen en grupos axilares de color amarillento. En los femeninos, aisladas o en grupos de tres y son pequeñas y de color blanco o levemente rosado, y se componen de cuatro pétalos y cuatro sépalos parcialmente fusionados en la base. Los ejemplares femeninos producen un fruto carnoso (drupa), de un color rojo brillante o amarillo vivo, que madura muy tarde, hacia octubre o noviembre, y que permanece mucho tiempo en el árbol, a menudo durante todo el invierno. Contiene en su interior 4 ó 5 "huesecillos" (semillas), que no germinan hasta el segundo año, en caso de ser ingerida por algún ave como el mirlo. Brota bien de cepa y escasamente de raíz.

Se encuentran acebos en el oeste de Asia y Europa formando parte, con ejemplares sueltos, del sotobosque de robledales y hayedos especialmente. Aunque en ocasiones puede llegar a formar un denso matorral como especie dominante. Como requiere siempre de ambientes húmedos y umbríos, se cría en el interior de los bosques o en las laderas de umbría, tajos y hoces de montaña. Asciende hasta más allá de los 2000 metros y siempre en suelos frescos y sueltos, preferentemente silíceos.
En la Península Ibérica el único bosque de acebos existente es el Acebal de Garagüeta que se encuentra en la provincia de Soria

Tiene el acebo una madera muy dura y compacta muy estimada en ebanistería, marquetería y tornería. Toma muy bien los tintes, por lo que se hacen perfectas imitaciones del ébano. De la corteza cocida y fermentada, se obtiene la "liga" que se usa para cazar pájaros, y también contiene un alcaloide, la "ilicina", de propiedades similares a la quinina.
El acebo tiene desde antiguo un gran uso en jardinería por su especial belleza en las hojas y frutos. Se usa tradicionalmente, en origen en el centro de Europa, como adorno navideño. Hoy es especie protegida en amplias zonas de varios países europeos.El hecho de fructificar en invierno le da a esta planta un valor ecológico muy importante, al ser una buena fuente de alimento para muchas especies, especialmente de pájaros, en la estación más dura por la escasez de recursos. Estos mismos frutos se consideran purgantes y vomitivos para los humanos, por lo que se ha usado en medicina tradicional. Así mismo, las hojas son diuréticas y, meceradas en vino se emplean como tonificantes.

Fuente Wikipedia®

05 febrero 2009

A la orilla del Ebro. Niebla II


En mi entrada anterior, “Londres? No, Zaragoza”, ya os mostré aspectos que produce la niebla en Zaragoza. La ribera del Río Ebro, a su paso por la capital de Aragón, ha cambiado mucho en estos dos últimos años. Se ha actuado en las riberas del río convirtiéndolas en parques y “paseos”. Los que ya hace años que vivimos en esta ciudad, estábamos acostumbrados a vivir de espaladas a nuestro río. El Ebro estaba ahí, sólo ahí. Noticia, si se producía en el algún acontecimiento deportivo (casual), algún accidente entorno a sus puentes o una gran avenida de agua. Hoy el río sigue estando ahí pero además se puede disfrutar, se puede pasear junto a sus aguas remansadas (excepto si es tiempo de crecidas), gracias a un azud construido en su cauce, al abandonar la ciudad por la zona de los barrios de “Las Fuentes” y de “Vadorrey”. Patos, garzas y otras pequeñas aves alegran el entono. Cuando hace niebla se vuelve misterioso y la calma se acentúa en los reflejos producidos por la escasa luz tamizada. Me gusta pasear junto al Ebro. Y también... a la orilla del Ebro existe una ciudad que lo vuelve a disfrutar.


Ver más fotografías >>>clic<<<

02 febrero 2009

Arquitectura II

La arquitectura son las señas de identidad de un tiempo, un lugar, de un país e incluso de un continente. De una forma de pensar y de un modo de vida. Cuando se construye con diseño, elegancia y funcionalidad estamos ante una arquitectura viva. Si estas premisas no se estuvieran produciendo constantemente, no podríamos hablar de las “maravillas del mundo”, de las catedrales, de palacios, castillos, puentes.... Hoy día cuando se construyen los edificios que voy a denominar de “común”, no se tiene, en la mayoría de los caso, en cuenta la estética e incluso la funcionalidad, sólo el presupuesto económico y especulativo. Es muy agradable, cuando se deambula por una ciudad, encontrar se con edificios con una estructura pensada y mimada en su aspecto. Me interesa la arquitectura funcional y de diseño. Si nosotros nos hemos encontrado con un legado rico y abundante, no tendremos que corresponder con las generaciones futuras? Las fotografías se corresponden con los edificios que albergan el centro residencial y comercial de “Aragonia” en Zaragoza.