24 octubre 2009

El papel I. La industria papelera.

(Del lat. papyrus) Hoja delgada hecha con pasta de fibras vegetales obtenidas de trapos, madera, paja, etc., molidas, blanqueadas y desleídas en agua, que se hace secar y endurecer por procedimientos especiales.

En el Antiguo Egipto se escribía sobre papiro. Los chinos ya fabricaban papel a partir de los residuos de la seda, la paja de arroz y el cáñamo, e incluso del algodón y transmitieron este conocimiento a los árabes, quienes a su vez lo llevaron a España en el siglo X. La elaboración de papel se extendió por toda Europa y en nuestros en días es algo cotidiano e incluso, si se me permite, objeto despreciado. Entiéndase con esto que no le damos la importancia que este invento tiene por su historia, más ahora en la era del “manda me un e-mail”.
Yo me guardo los documentos, las fotos, mis trabajos... etc en un HD (disco duro), como muchos de vosotros. Pero.... pensemos por un momento como se habría podido guardar la historia de la humanidad sin el papel, desde su invento. Si, se que hay otras formas de conocer la historia sin tener que recurrir a estudiar los legajos archivados en viejas bibliotecas. Yo recuerdo la ilusión con la que, estando yo en el internado, recibía las cartas de mis familiares. El papel era basto y amarillento, manchado con la letra manuscrita a plumilla de quien, aún habiendo ido poco a la escuela, cuidaba su caligrafía. Eran las cartas de mi abuela Manuela. Sin el papel no habrían existido estas y otra muchas ilusiones. Estimemos el papel como un objeto preciada. Utilicémonos con mesura, reciclémoslo... y lo más importante escribamos cartas de ilusión y cariño. No me mandes un e-mail... quiero una carta tuya.

En 1840 apareció el primer sistema de fabricación moderno, que empleaba una pasta obtenida de la madera por procedimientos mecánicos. En 1852 se patentó el primer proceso basado en reactivos químicos, que es el fundamento de la industria actual.