03 septiembre 2009

Una luz para seguir: 50.000 visitas.


Faro: torre alta en las costas, con luz en su parte superior, para que durante la noche sirva de señal a los navegantes. Aquello que da luz en un asunto, lo que sirve de guía a la inteligencia o a la conducta.

No se cuanto puede lucir en la infinidad del universo de internet este humilde blog de quien os escribe. Si puedo deciros que me satisface gratamente haber llegado al las 50.000 visitas de un montón de amigos, conocidos y por conocer. Seguiré mostrando mi trabajo y, para que nadie se pierda, dejo encendido este faro altivo, para que ilumine vuestro caminar en la oscura noche del firmamento de bites, que como pulsares infinitos que emiten las computadoras, hacen posible nuestros placenteros encuentros en la virtualidad de una amistad enraizante, hasta la presencia de algún día. Un abrazo muy fuerte a los que estáis y la los que no tardaréis en venir.