25 septiembre 2009

Phallus erectus.

La vida es masculino y femenino, yin y yan. Sus formas están presentes en nosotros y en la naturaleza que nos rodea. Si abrimos los ojos, sólo tenemos que observar para ver los signos que nos recuerdan, que somos consecuencia de la presencia en la ausencia, el volumen en el vacío. Hombre y mujer. Vida.