04 agosto 2009

La carrera del siglo (The Great RACE)

Con este título en 1965 se presentó en las pantallas de nuestros cines una entretenida película, ganadora de un Oscar. Tony Curtis, Jack Lemmon, Natali Wood son los principales actores. Aventuras y desventuras de dos locos y excéntricos participantes, a bordo de flamantes autos, que manteniendo una feroz rivalidad, y con todo tipo de incidentes y situaciones cómicas, realizan una gran carrera de carácter internacional de Nueva York a París a principios del siglo XX. Es uno de los mejores films de Edwards.

“Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el argumento, decidieron correr una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible.”

Con estos dos conceptos en mi cabeza y en un rato de “sin nada” en un ( ), por dejarlo más claro, y aprovechando que vagaba lentamente por el césped de mi jardín un hermoso caracol, decidí hacer una piruetas fotográficas en el estudio. Con unos juguetitos de los niños más el gasterópodo monté la escena que reforcé en intento de virtual realismo con una fotografía de la playa España en Quintes (Asturias). No os voy a desvelar el ganador... prefiero que lo adivinéis vosotros.