09 julio 2009

San Miguel. San Esteban de Gormaz. Románico en Soria (I)

Hay muchas cosas por mostrar, pero ya tenía ganas de enseñaros una de las joyas del románico de la provincia de Soria, la iglesia de San Miguel. Situada en el pueblo de San Esteban de Gormaz, conocido también por sus buenos caldos que maduran en las bodegas excavadas en la tierra. Su vinos están dentro de la denominación de origen de la ribera del Duero. Este enclave soriano cuenta con más vestigios de nuestra historia del arte, de los cuales hablaremos en posteriores artículos.

“La iglesia de San Esteban de Gormaz la más antigua de las románicas de la provincia de Soria y una de las más primitivas de toda Castilla.”
“Erigida, seguramente, en el último cuarto del siglo XI, no se puede precisar la fecha de su construcción, pero sí la de la galería porticada que se adosó a la fachada meridional poco después. El canecillo que ocupa la posición central bajo su alero, justo sobre la clave del arco que sirve de acceso, representa un monje mostrando un libro abierto en el que puede leerse una fecha: ERA MCXVIIII, es decir, el año 1081 de la era cristiana; también informa sobre el autor: JULIANUS MAGISTER FECIT.”
“Se compone el conjunto eclesial de una nave con ábside en cabecera, una galería porticada al Sur, amplia escalinata de acceso desde la calle, y una torre de hechura posterior al resto. La nave no presenta división por tramos, formando un único espacio de 18 x 12 metros que se cubre a doble vertiente con armaduras de madera. El templo propiamente dicho es de tosca mampostería encintada con refuerzos de sillares en las esquinas; es en este tipo de fábrica en el que se aprecia el primitivismo de esta edificación que muestra más afinidad con las asturianas y las de repoblación que con las románicas típicas. La iluminación de la nave corre a cargo de dos ventanas de aspillera abiertas en el muro meridional, por encima de la galería, cuya hechura es casi idéntica a la del ábside.”

Es la primara galería porticada del románico castellano. Orientada hacia el sur. Formada por siete arcos de medio punto en su lado meridional, siendo el central vía de acceso, uno en el lado oriental y dos a oriente. “Ya se ha dicho que es la primera galería que se levantó en Castilla, de ahí el tosco primitivismo de su hechura y de sus proporciones. Los fustes de las columnas son enanos en relación con los demás elementos, lo que priva de esbeltez a la arquería. Miden 70 cm. de altura frente a los 40 cm. de las basas y los 60 cm. de los capiteles con sus ábacos y cimacios. Todo ello se sustenta sobre un podio corrido de 50 cm. de altura.” Erigida en sillería, su cubierta es de madera a una sola agua.

Todos sus capiteles tienen elementos decorativos recogiendo escenas diversas. En esta se aprecian dos soldados con casco inclinando sus cabezas hacia el exterior del capital.

“En el lado de la epístola del ábside y presbiterio se conservan unas pinturas góticas que debieron formar un friso en torno a toda la cabecera por debajo de la imposta. En la imagen que se adjunta al margen pueden apreciarse tres figuras bajo arquería gótica que se disponen a la derecha de la ventana central. Esta otra imagen muestra las pinturas que decoran el lienzo del presbiterio y el machón absidial.” Se aprecian dos figuras bajo una arquería gótica.

Bibliografía: Antonio Tejedor . La frontera del Duero.