14 julio 2009

Camino a la perdición.

Este nombre me gusta y la película también. Mi fotografía... ¿que tiene que ver con esto? Posiblemente nada o todo. Esta labor te la dejo a ti, a mi me invita a pensar que, en nuestro caminar por este valle de lágrimas, nos encontramos en el medio de la nada en caminos polvorientos e infinitos sin saber que nos van a ir mostrando. Puede ser que creas que has tomado el camino que verdaderamente deseabas, con tus objetivos de un destino claro; puede ser que tu alma errante aún no sepa por que camino esta vagando, abandonada a su suerte e intentando saber que en el camino en que se haya va encontrar respuesta a la razón de su exigencia. Deseo que me digas que no es el “Camino a la Perdición”. Seguiré caminado salteando lastres, que otros antes que yo han ido pasando por este destino, y allá en el altozano espero se divise un atisbo de luz que me pueda hacer comprender algo de mi razón.