27 junio 2009

L´été: jaune et bleu.

El verano: “Estío, estación del año que astronómicamente principia en el solsticio de verano y termina en el equinoccio de otoño. Es la época más calurosa del año, que en el hemisferio septentrional comprende los meses de junio, julio y agosto. En el hemisferio austral corresponde a los meses de diciembre, enero y febrero”.

Si algo distingue al idioma francés es lo bien que suenan sus palabras. Hay muchas que me cautivan, entre ellas esta l´été. El verano nos implica, como cada una de las estaciones, un sin número de significados. Como en todo hay un antes y un después. Verano igual a trabajo duro y sin pausa, antes. Verano igual a vacaciones y trabajo con desgana y con mucha pausa, ahora. Es lo que, y ya venimos comentándolo otras veces, tiene el progreso de la humanidad. Recuerdo que cuando era bien chico era en esta época del año cuando más afanados estaban los hombres y mujeres de mi pueblo, e incluso los más pequeños teníamos que ayudar en las labores del campo (la siega, el acarreo, la trilla), en la medida de nuestras fuerzas. Me podría dilatar contando muchos recuerdos, lo dejaremos para otra ocasión. Que disfrutéis de las vacaciones o el trabajo pausado. ¡Qué calor!

El verano es color amarillo y azul (jaune et bleu) Si te gusta hacer fotografía en verano, aprovecha cuando el cielo se convierte en fabrica de nubes para la tormenta vespertina. Tendrás luces tamizadas que te realzan las zonas mas vivas del paisaje. Después de un aguacero los colores de las cosas se avivan, son instantes que no se pueden desaprovechar, hasta te puedes encontrar con un regalo extra: el arco iris (arc-en-ciel).