05 junio 2009

Atención al cliente. Un detalle de IKEA

Estos de IKEA, que “majetes” que son. Oye, que te invitan a café. Es un detalle que a mi me gusta mucho. De vez en cuando me doy una vuelta por IKEA. Tengo que confesar que lo primero que hago es tomarme un café. Después me doy una vuelta por sus exposiciones. Compres o no, tu ánimo está más alborotado. Puede ser puro marketing, pero... un cafetito bien vale pagar el precio de la tentación, luego tu decides, o ¡no!
Gracias IKEA. Aquí un cliente agradecido.