01 junio 2009

El pacharán de mi tía Casimira.

Todos los años mi tía Casimira me regala una botella de pacharán. Mi tía vive en la ciudad, pero le gusta más el pueblo que a mí, y ya es decir. En otoño recolecta endrinas y elabora un magnífico parcharan casero. Os puedo decir que es un licor muy rico y también, como podéis apreciar por la fotografía, mi tía tiene gusto al elegir la botella en que lo vierte.¡Un brindis a vuestra salud!.

El pacharán es un licor, cuyo contenido alcohólico está comprendido entre 25 y 30% del volumen, obtenido por la maceración de endrinas, fruto de color negro-azulado del endrino (Prunus spinosa), en aguardiente anisado, característico de la región de Navarra, bien conocido desde la Edad Media. En esta época see tiene constancia que el pacharán formó parte del menú servido en la boda de Gonofre de Navarra (1394 - 1428), hijo natural del rey Carlos III, con Doña Teresa de Arellano en 1415. También se sabe que la reina Blanca I (1385 - 1441) tomó pacharán por sus propiedades medicinales cuando enfermó en el Monasterio de Santa María de Nieva en 1441.
Para su elaboración son necesarios unos 250 gramos de endrinas, a ser posible maduras, por cada litro de aguardiente (otra receta indica que han de ser 8 bayas por litro). Se maceran durante 7 u 8 meses en un sitio fresco y oscuro. Pasado este tiempo se filtra, se rebaja con jarabe (agua hervida y azúcar morena) y se embotella.
También se puede añadir en el periodo de maceración una hoja de laurel o granos de café tostado, para darle un toque especial. Otros añadidos durante la maceración, muy utilizados en algunas regiones, son unas flores de manzanilla, amapolas o canela en rama.
El pacharán tiene que ser rojo o rosado intenso. Si aparece turbio o con posos significa que no se ha filtrado correctamente. El brillo es señal de juventud y los tonos opacos de vejez. Ha de tener aroma intenso y afrutado y no se debe notar el olor a alcohol.
Valores nutricionales y medicinales. La endrina contiene vitamina C, es tónico, astringente y fortifica el estómago. Las flores del arbusto son diuréticas y suavemente laxantes cuando se utilizan como infusión. Estas son las propiedades medicinales del pacharán, que resulta ser bueno para el estómago, aliviar los achaques de la vejez y prevenir la arterioesclerosis y el infarto. Además, actúa como sedante sobre el sistema nervioso.