18 junio 2009

Disfruta. Come mucha fruta.

Me gusta la fruta, toda. Me gusta la fruta con sabor, “calentita”, me refiero a recién cogida del árbol. Hoy es difícil en la ciudad comer buena fruta. Nos sirven la fruta, por lo general, recogida sin madurar lo suficiente en el lugar de origen. Los frutos maduran en cámaras frigoríficas y por eso no tienen el sabor que le caracteriza al cien por cien. En esta época que ya comienzan, para algunos, las vacaciones estivales, aprovechad, que pasaréis por pueblos, para comprar frutas del lugar. Me gusta la fruta, la prohibida me pierde.