20 mayo 2009

La rebelión de los champiñones.

Cuando miras a través de visor de tu cámara puedes quedar sorprendido al comprobar que la realidad se ha transformado en fantasía. Ya sabes que los primeros artilugios que hacían fotografía, las primeras cámaras, eran cajas mágicas que detenían un instante, como un robo de una parte de tu ser y de tu aliento de vida.
Un día al mirar por el visor de mi cámara, vi una escena mágica de un mundo imaginario en el que sus moradores eran verduras y hortalizas. Los champiñones se habían revelado contra los puerros. ¡Amigos! me apuesto un pimiento que esto fue el principio de los famosos calçot*.

(*) El calçot es una cebolla tierna, blanca y dulce, que cocida en fuego vivo es la base de la calçotada, convertida en un regalo para el paladar, capaz de satisfacer a los más exigentes gourmets. La calçotada de Valls es una especialidad única de la cocina rural típica catalana. Este manjar tan típico tiene su ambiente, su luz y su personalidad en la ciudad de Valls, donde nació y en donde se hizo famosa la frase; "Valls, ciudad de origen de la calçotada".