09 abril 2009

Semana Santa. Jueves Santo.

Original y hermosa en la Semana Santa de Zaragoza, es la procesión del silencio que nos ofrece la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Agonía. Se inicia en la iglesia parroquial de San Pablo, en el barrio del Gancho. La salida de los pasos deslizándose por una gran rampa es digna de presenciar. El completo silencio, roto de cuando en vez por el toque de las trompetas heráldicas. La Cofradía del Silencio vuelve a San Pablo tras hacer estación en el Pilar y el acto del Silencio en la plaza de San Bruno.

En este día la Iglesia Católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena de Jesús, y del Sacerdocio. El Jueves Santo Jesús cenó la Pascua con sus apóstoles o discípulos, siguiendo la tradición judía, ya que según ésta se debía de cenar un cordero puro y del año; con la sangre de éste se debía rociar la puerta en señal de purificación ya que si no se hacía así el ángel exterminador entraría a la casa y mataría al primogénito de esa familia (décima plaga), según lo relatado en el libro del Éxodo. En dicho libro se lee que no hubo una sola familia de egipcios en la cual no hubiera muerto el primogénito, por lo que el Faraón los dejó salir de Egipto y ellos corrieron lo más pronto posible hacía su libertad; el Faraón se arrepintió de haberlos dejado salir y manda a su ejército a que persigan a los israelitas pero Dios no lo permitió y después de que los israelitas pasaran por el Mar Rojo lo cerró, por lo que los egipcios se ahogaron.