14 abril 2009

Ora et labora.

Hemos tenido unos días para el rezo (los piadosos) y para el sosiego y el descanso (los aventurados). La Semana Santa nos ha dejado un sinfín de sensaciones, emociones, recuerdos, promesas... pero la vida continúa en su devenir cotidiano de atascos, estrés, depresión, trabajo y esperanza de tenerlo. En la naturaleza podemos ver como no hay paréntesis en el tiempo fugaz de la vida. Ora et labora.