29 marzo 2009

Iglesia de San Nicolás (del románico en Soria)

Hace unos instantes, en el Heraldo de Soria he leído de la actuación sobre el acondicionamiento de los restos de la que fue iglesia de San Nicolás en Soria capital. Esto me ha recordado que tenía en mi archivo alguna instantánea de este singular monumento. La imagen original es en color y realizada al anochecer. He preferido hacer con ella un B y N. Creo que para estas ocasiones el B/N acentúa más el significado de las cosas, de la arquitectura, de los recuerdos. La foto tiene trampa pues las nubes no corresponden al momento. La iluminación era muy fuerte, por de tras de las ruinas, lo que me dejó un cielo muy iluminado y plano. He aprovechado el celaje de otra fotografía para hacer este fotomontaje. Espero os guste. Y esperemos todos que la actuación de consolidación y rehabilitación estos restos y su entorno hagan de Soria, si cabe, una ciudad más bonita.


De lo que fue durante varios siglos una de las iglesias románicas más emblemáticas de la ciudad de Soria (España) sólo quedan las ruinas que aún predican la grandiosidad del primitivo templo dedicado a San Nicolás. En 1858 se demolieron las bóvedas que amenazaban con derrumbarse; en 1908 se desmontó la portada que fue trasplantada a la iglesia de San Juan de Rabanera de la misma capital de Soria; por fin, en 1933 se derribaron algunos de los muros en estado de precaria estabilidad. Iglesia de una sola nave, corto transepto, amplio presbiterio y cabecera absidial semicircular. Al exterior, por el lado sur, se adosaba una recia torre de planta cuadrada. Bajo el ábside apareció en una de las limpiezas de escombro una cripta que se supone de utilidad funeraria a juzgar por la cantidad de restos humanos que en ella se encontraron.
Los arranques de las bóvedas que todavía se aprecian hacen saber que la nave estuvo cubierta por bóveda de medio cañón apuntado fortalecida por arcos fajones. El transepto también se cerraba mediante bóveda de medio cañón, así como el presbiterio, mientras que la bóveda del ábside, de la que se conservan los inicios de los nervios que la soportaban, debió ser gallonada.
Por el exterior, el ábside presenta seis pilastras adosadas de sección rectangular que suben hasta la línea de imposta baquetonada que corre por la base de las ventanas; la parte superior, hasta la cornisa, está formada por doble fuste semicircular y acanaladura intermedia. Lucen tres ventanas muy alargadas con arco de medio punto y chambrana de puntas de diamante.
Fragmento de tímpano de la iglesia San Nicolás de Soria. Fue descubierto en 1970 durante los trabajos de limpieza y se conserva en el lapidario de San Juan de Duero (Soria). Probablemente corresponde al tímpano de la puerta más oriental del muro sur de la arruinada parroquia soriana. Las dimensiones del fragmento de piedra arenisca conservado es de 106 cm de longitud máxima 15 cm. de grosor y 32,5 cm. de altura invitan a considerarlo perteneciente a dicho acceso septentrional pues la luz de su vano en su estado actual es de 120cm. Está decorado con dos arcos polilobulados que acogen rosetas, hay restos de un tercer arco y bajo ellos la inscripción: (obs)CVRAT(us) EST SOL(stitio) ER(a) MCCLX(xvii). La tardía fecha proporcionada por la inscripción representa un límite para la finalización del templo.
La inscripción fragmentaria se refiere a un eclipse solar total ocurrido el 3 de junio de 1239. Se encontró buscando la fecha del eclipse de Sol total que había ocurrido en Soria entre 1222 y 1251. La inscripción habla del año 1277 porque regía el calendario denominado Era hispánica que tenía su origen en la conquista de Hispania por Augusto. La península quedó incorporada en el 716 después de la fundación de Roma, es decir, en el 38 aC. El calendario se empieza a usar en el siglo VI d. C. y se irá difundiendo por todo el dominio visigodo. Así, cuando nos encontremos un documento fechado en la Era hispánica hay que restar 38 años para hallar el año en el calendario juliano.
wikipedia.org