27 marzo 2009

El color de las flores.

Las flores deben su color a dos tipos de pigmentos: pigmentos liposolubles contenidos en los cromoplastos y pigmentos hidrosolubles contenidos en las vacuolas de las células epidérmicas de los pétalos. Casi todos los tonos azules y púrpuras se deben a pigmentos vacuolares llamados antocianinas.
El colorido espectacular de las flores llama sin duda nuestra atención, pero no somos nosotros su objetivo primordial, sino los insectos. Agentes de la polinización de las plantas. Para ellos los colores aún son mucho más atractivos y selectivos. (El suyo y el nuestro son espectros de luz totalmente distintos).

Me gusta el color de las flores y aún pensando que las abejas lo vean más bonito, yo prefiero seguir viéndolas con mis ojos, como contemplo esta prímula de mi jardín.
¿A qué huelen las flores? Al color de la primavera... al candor de la mano tendida, al beso fundido y al amor soñado...