05 enero 2009

Queridos Reyes Magos...

Os encuentro un poco raros. Mis papas me han dicho, que aquí estáis como en un cuento, que es esta noche cuando vendréis de verdad con los regalos. Espero que os haya llegado mi carta, pues la del año pasado apareció, unos días después de reyes, en el bolsillo del abrigo de mi papá. No entiendo como pudisteis enteraros de lo que os pedí. ¡Claro! que os dejasteis un montón de cosas: siguen las guerras en el mundo, hay niños que todavía pasan hambre y papa no tiene trabajo. Este año no tenéis excusas. Sólo quiero que me traigáis lo que el año pasado os olvidasteis.