01 enero 2009

Brote de un nuevo año, 2009.

Ha brotado un nuevo año, limpio, estancia vacía, para que podamos ir metiendo todos nuestros deseos y proyectos, que en el brindis de bienvenida hemos deseado para con los nuestros y para con nosotros mismos. Una vez más, y aunque suene a tópico, tenemos que decir en voz alta que se acaben las guerras, el terrorismo, el sometimiento de los más débiles... y la justicia y la paz sean la razón de ser de este mundo sin control. Paz, ventura y salud para todos.