03 noviembre 2008

Campo Santo


Lugar de respeto y peregrinación de todos. Los llantos se esconden entre las tumbas y se hacen oír cuando el viento azota. Adentrarse en este, cuando el silencio es absoluto, provoca pensamientos que te recuerdan lo efímero de esta vida y la fragilidad del hilo que nos sujeta a ella. Estas gentes que aquí yacen, otrora paseaban como yo lo hago, y puede que hubieran estos pensamientos. No me gustan los cementerios modernos, plenos de nichos. “Polvo eres y en polvo te convertirás”, si no puedo yacer en la tierra húmeda prefiero ser ceniza que el viento esparza por los confines infinitos.


Hoy sólo he oído el lloro de un alma desconsolada, por no encontrar el lugar donde duerme su ser querido, pero hay señales de muchas: el camposanto estaba florido.
Camposanto o cementerio. “La palabra cementerio viene del término griego koimetérion, que significa dormitorio porque, según la creencias cristianas, en el cementerio, los cuerpos dormían hasta el día de la resurrección.”
Ver más fotografías.>>>