04 octubre 2008

Una recompensa al ego


Con esta foto obtuve el 2º premio del II Rally Fotográfico: "Mi Zaragoza". Era mi primer rally y fui con la intención de pasar el rato y hacer nuevos amigos. Pasar el rato si lo pasé, y tanto, estuve toda la mañana andando por mi ciudad; amigos!, nada de nada, me lleve la sorpresa, que una vez recogida la acreditación, cada uno a su “bola”... ay! lo que hace la competencia... y me fui solo. Al comienzo no sabía como hilvanar los lemas de mi ciudad, el agua y el comercio. Deambulé por el parque “grande”, así llamado popularmente, sin que me satisficiera alguna de mis fotos. Era otoño y en el jardín Botánico vi unas bonitas hojas, como anteriormente había estado intentando hacer algo con la sombra reflejada en el agua de la estatua del Batallador (Alfonso I de Aragón), se me ocurrió la idea de hacer una composición con las hojas unidas a modo de corona y la sombra del hijo de Sancho Ramírez reflejada en el estanque que rodea la monumental estatua (vigía del parque). En esta imagen tenía que ser un preludio al evento que estaba por venir, ya en su cuenta atrás, la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, Aragón, con sus tres provincias, unido por al agua y al timón de un buen gobierno o equipo de gestión con capacidad de liderazgo sobrada. No sabría valorar si este augurio se ha cumplido en su totalidad. Qué me decís?.
Hice un montón de fotos más por toda la ciudad... días después... y una llamada de teléfono de una persona anónima me dio la sorpresa del premio. Amigos... una recompensa al ego.