11 octubre 2008

Sergio Dalma


Me encontré con un hombre aparentemente sencillo, muy risueño y amable. Buena gente este Sergio. Tuvo la amabilidad de permitir que la hiciera unas fotos en su camerino. Gracias Sergio. Esto sucede el día 10 de octubre en plenas fiestas del Pilar de Zaragoza 2008.


Sergio Dalma, cuyo nombre real es Josep Sergi Capdevila Querol, es un cantante español nacido el 28 de septiembre de 1964 en Sabadell (Barcelona).
Inició su carrera musical actuando con orquestas y coros, hasta que se dio a conocer con el programa Gent d’aquí del circuito catalán de TVE, que le valió un contrato en la sala Shadows (de Barcelona). Sergio fichó por la discográfica Horus, con la que editó su primer disco, Esa chica es mía, en 1989. Aunque no tuvo mucho éxito, la discográfica le dio una nueva oportunidad con Sintiéndonos la piel, en 1991. Ese mismo año, Sergio Dalma representó a España en el Festival de la Canción de Eurovisión 1991 con la canción Bailar pegados, finalizando cuarto. Esta participación le lanzó a la fama.
En América Latina, países como Argentina, Chile, México y Venezuela le abrieron las puertas. También participó en dos oportunidades en el Festival Internacional de Viña del Mar de Chile en 1992 y 2002.En 1992 publicó Adivina, que alcanzó el número uno gracias a la canción Ave Lucía. Posteriormente fichó para Polygram Ibérica, con la que editó cuatro discos, y después por su actual discográfica, Universal, con la que ha publicado otros cinco hasta la fecha, incluyendo un CD doble de grandes éxitos. Entre sus canciones más sonadas, Galilea, Mi historia entre tus dedos, Sólo para ti o Déjame olvidarte. En 2008 publica su último trabajo hasta el momento, A buena hora. Algunos de sus discos, como Lo mejor de Sergio Dalma y Todo lo que quieres, contienen dos canciones en catalán, una en gallego y otra en italiano. Con A buena hora, disco publicado en 2008, ha entrado directamente al puesto número 1 en su primera semana en las listas de ventas, todo un éxito, alcanzando ya el primer disco de platino.



Bailar pegados
Bailar de lejos no es bailar,
es como estar bailando solo
tú bailando en tu volcán,
y a dos metros de ti
bailando yo en en polo.
Probemos una sola vez,
bailar pegados como a fuego
abrazados al compás, sin separar jamás
tu cuerpo de mi cuerpo.
estribillo)
Bailar pegados es bailar,
igual que baila el mar con los delfines,
corazón con corazón,
en un solo salón dos bailarines,
corazón con corazón, y en un solo salón
abrazadísimos los dos, acariciándonos,
sintiéndonos la piel,nuestra balada va a sonar,
vamos a probar, probar el arte de volar.
Bailar pegados es bailar,
bailar pegados es bailar
es bailar.
Verás la música después,
te va pidiendo un beso a gritos
y te sube por los pies, un algo que no ves,
lo que nunca se ha escrito.
(estribillo)