22 octubre 2008

Preludio de otoño.

Si tuviera que elegir una de las estaciones del año, elegiría el otoño. La luz y el color en la naturaleza, en las cosas que nos rodean es especial. La naturaleza cansada del estío del verano se prepara para dormitar en la próxima etapa, el invierno. Todo sin pausa, lento pero fugaz, sin compás de espera. Ya llevamos unos días sumergidos en esta estación, pero es en estos días cuando la sinfonía de colores alcanza su máximo estallido. Hay que aprovechar el tiempo ocio que nos permita la vida encadenada a la rutina laboral y de supervivencia, para adentrarnos en parajes naturales de nuestros bosques y montes repletos de árboles con los variopintos colores de sus hojas. La lluvia, frecuente en estos días, eleva el volumen del color. Tantos son los lugares por visitar que aburriríamos con la lista. Recomiendo los hayedos del Moncayo (Zaragoza / Soria), La Tejera Negra (Guadalajara), La Laguna Negra y toda Soria (Soria), El parque Nac. de Ordesa y Monte Perdido (Huesca), Hayedo de Irati (Navarra).... y un montón de lugares que iremos descubriendo nada más salir de nuestras ciudades. Ya me contaréis vuestros lugares preferidos para disfrutar del otoño.