25 octubre 2008

La Laguna Negra. Otoño I

La sinfonía del otoño ya no para de sonar. Lo advertí. Quien no conozca este paraje que os presento, no conoce la belleza de lo natural, la grandeza de la naturaleza en estado puro, el sosiego del alma y el espíritu, la calma del tiempo detenido, sólo roto en ocasiones por el bullicio de la gente, si se vista en fines de semana y periodos de vacaciones masivas. Recomiendo aprovechar cualquier tiempo libre que se tenga, no coincidente con estos comunes de la mayoría, para dejarse perder en la Laguna Negra. No importa la estación en que se visite para poder disfrutar y gozar de tan sublime enclave natural. Una cosa os pido y ruego propaguéis entre los que puedan visitarla: respeto, mucho respeto para este lugar y su entorno.

La Laguna Negra es una laguna de origen glacial situada en la sierra de los Picos de Urbión entre los municipios de Vinuesa y Covaleda, en la provincia de Soria (España). Se ubica al norte de esta provincia, en la parte septentrional del Sistema Ibérico y es el corazón del espacio Natural Sierra de Urbión. El Pico de Urbión, con sus 2.229 m de altitud es la máxima altura del parque. El origen de la laguna Negra, como del resto de las componen el espacio protegido, es glaciar. Durante el período cuaternario, hace unos 2.000.000 de años, un glaciar descendía desde el pico de Urbión hasta el valle del Revinuesa cubriendo lo que hoy es la laguna. Los sedimentos que arrastraba el glaciar, la morrena, se fue depositando a los lados del mismo y formaron un muro que dio lugar a la retención del agua formando la laguna. El relieve en forma de hoya y su situación a la sombra propiciaron que se quedara en lo que hoy es la laguna una masa de hielo en el fondo.

La vegetación que habita en la zona de la Laguna Negra es más típica del norte europeo que de la península Ibérica. Abundan diferentes especies de árboles, entre ellas está el haya que crea un cerrado sotobosque y crecen a altitudes relativamente bajas que comparte con el pino albar que es el rey del territorio y forma grandes bosques. El roble albar, el abedul el álamo temblón son especies que tienen presencia relevante junto con el serbal de cazadores, pequeño árbol que va conquistando las zonas de matorral en las pendientes, lo que se ve completado por los arbustos como la retama y el brezo.En el agua de la laguna abunda la trucha y el barbo mientras que en tierra se mantiene una muy rica variedad de animales de todo tipo desde corzos y jabalíes, incluso algún lobo, hasta ciervos y zorros. Los roedores y reptiles no faltan. La avifauna es abundante y en ella destacan, por su tamaño, los buitres leonados que anidan en el acantilado rocoso y las rapaces donde las águilas destacan por su porte.

Antonio Machado ubicó a la leyenda de los Hijos de Alvargonzález, historia trágica de un parricidio en estas tierras. Alvargonzález es asesinado por dos de sus tres hijos que tienen prisa para el cobro de la herencia. La Laguna Negra es el lugar que eligen para deshacerse del cadáver. El crimen lo paga un inocente que es condenado al garrote y la esposa del difunto, madre de los asesinos, muere de pena. Su avaricia tiene el pago que no esperan al dejar de producir la tierras. El hermano emigrado a su regreso compra parte de las tierras a sus otros hermanos y obtiene grandes cosechas. Los remordimientos corroen a los asesinos que acaban vendiendo lo que les queda y emigrando, al pasar cerca de la Laguna Negra se pierden en la noche y acaban en su aguas. En esos versos se describe así la laguna:

Llegaron los asesinos
hasta la Laguna Negra,
agua transparente y muda
que enorme muro de piedra,
donde los buitres anidan
y el eco duerme, rodea;
agua clara donde beben
las águilas de la sierra,
donde el jabalí del monte
y el ciervo y el corzo abrevan;
agua pura y silenciosa
que copia cosas eternas;
agua impasible que guarda
en su seno las estrellas.