24 septiembre 2008

Energía eólica y paisaje.


Energía en vigilancia intensiva sólo a merced de las ordenes del dios Eolo. Aunque el astro rey deje su turno hasta el alba los molinos de viento no dejaran de mover sus aspas aún en la noche más oscura. Innumerables “parques” de energía eólica han surgido en pocos años por la geografía española. En la foto uno de los pioneros, el de la Muela (Zaragoza). Tengo que decir que en cierta medida están rompiendo paisajes, por lo que llamo la atención de la autoridades competentes en la autorización de levantamientos de estos centros energéticos, para que estudien a fondo su impacto medioambiental. Como ejemplo, sirva el situado en la sierra Pela en las cercanías del complejo arqueológico de Tiermes (Soria).